Ariel Castro, sentenciado a candena perpetua, sin libertad condicional

La casa donde estuvieron secuestradas las jóvenes, en Cleveland (Ohio, EE UU).
La casa donde estuvieron secuestradas las jóvenes, en Cleveland (Ohio, EE UU).

Michelle Knight fue la única víctima que enfrentó a su secuestrador, Ariel Castro, en la corte. El juez Russo la elogió por ello al decir que tenía una “gran templanza”.

Ariel Castro, sentenciado a candena perpetua, sin libertad condicional

Setencia por el secuestro de Cleveland, en Estados Unidos. Ariel Castro pasará su vida en la cárcel, una vez que el juez lo sentenció a cadena perpetua por mantener secuestradas y cometer abusos contra tres mujeres durante 10 años. "Una persona solo puede morir una vez en la cárcel", dijo el juez Michael Russo en la audiencia de sentencia. "No mereces estar afuera en tu comunidad, eres demasiado peligroso", agregó. "No hay lugar en esta ciudad, no hay lugar en este país, no hay lugar en el mundo para quienes esclavizan a otros", dijo el juez tras determinar que sus víctimas eran tratadas como "esclavas". Russo calificó la pena a Castro como "proporcional al daño que has hecho" y dijo que "nunca será liberado de la reclusión durante el periodo de su vida natural por ninguna razón”.

Ariel Castro mantuvo retenidas en el sótano de su casa a Michelle Knight, Amanda Berry y Georgina DeJesus. De las tres, solo Knight habló ante la corte. El juez alabó su templanza.

En su audiencia, el secuestrador se dirigió a las familias para pedirles perdón. “Realmente lo siento”, dijo. "Gracias, víctimas. Por favor encuentren algo en su corazón para perdonarme”.

"No soy una persona violenta. Simplemente las mantuve ahí para que no se pudieran ir", dijo. Agregó que sabía que había hecho algo malo, pero rechazó las acusaciones de que al regresar a casa las golpeaba. “No soy un monstruo, solo estoy enfermo”. Tengo una adicción. Como un alcohólico tiene una adicción”.

Ariel Castro, sentenciado a candena perpetua, sin libertad condicional
Comentarios