En Argentina se revalorizó la Ley de Medicamentos Genéricos en beneficio de los pacientes

La diputada Carolina Gaillard (FpV) afirma que se ha logrado un paso hacia la democratización de los medicamentos.

Con un dictamen de los diputados se revalorizó la Ley de Medicamentos Genéricos, una herramienta esencial en favor del pueblo y en contra de los grandes grupos económicos.

En Argentina se revalorizó la Ley de Medicamentos Genéricos en beneficio de los pacientes

En su momento, MUNDIARIO publicó un análisis sobre las distancias existenciales entre un medicamento de marca y un genérico en el artículo titulado ¿Cuáles son las diferencias entre un medicamento genérico y otro de marca? en el que ponía en valor la subjetividad del médico y paciente a la hora de elegir un fármaco para una determinada patología; esta errónea decisión hacía que una herramienta esencial, como es la Ley de Genéricos, para el control natural del precio y en favor de los sectores más humildes o desprotegidos no fuera aplicada.

La Ley Nº  25.649, de Prescripción de Medicamentos por su Nombre Genérico, sancionada el 28 de agosto de 2002 y comúnmente conocida como "Ley de Genéricos", fue impulsada por el Kirchnerismo durante la profunda crisis económica de 2001/2002 y en el marco de un país "envuelto en llamas", lo que significó un regulador natural de los abusos de determinados laboratorios en connivencia con algunos profesionales de la salud (médicos).

Vale recordar que la autoría intelectual de la norma fue liderada por el entonces ministro de salud Ginés González García y en cuyo espíritu pretendía algunas acciones tales como:

> amplificar el derecho de los pacientes a elegir libremente el medicamento,

> que los nuevos laboratorios nacionales se incorporaran al mercado,

> le dio a las farmacias y obras sociales una mayor sustentabilidad económica al bajar los costos operativos,

> generó un estado de igualdad al posibilitar a los afiliados que puedan tener un acceso universal a los fármacos, al poder elegir entre las diferentes marcas y costos, sin perder calidad y seguridad,

> abrió la puerta de la competencia entre los laboratorios e impidió, en parte, el monopolio que había instalado la Industria farmacéutica.

Esta ley fue promulgada parcialmente el 18 de septiembre de 2002 y podría afirmar que tuvo los efectos esperados hasta el año 2005, aunque esta tendencia, luego, se revirtió.

Los farmacéuticos actualmente podemos afirmar que predomina la prescripción por la marca; por citar un ejemplo, en el territorio de la Capital Federal -CABA- esto se verifica en todos los tipos de recetas que recibimos en las farmacias (llámese recetas que se prescriben en forma particular, como en las de asistencia pública y también en la medicina prepaga).

En muchas de las recetas que recibimos a diario en las farmacias se prescribe la marca del medicamento sin agregar la DCI (Denominación Común Internacional) o nombre genérico; es decir, permanentemente se infringe la ley, por lo que las recetas deberían ser consideradas nulas por no ser prescriptas en los términos en que ordena la Ley Nº 25.649.

El Farmacéutico Ruben Sajem expresa que la receta por marca va en contra de las personas de menos recursos

Rubén Sajem expresa que la receta por marca va en contra de las personas de menos recursos.

Recientemente, y a pesar de los pequeños avances logrados, comenzaron a circular algunas versiones que daban cuenta de una posible derogación de la mencionada ley por parte del actual gobierno en el marco de las políticas que se encuentra desarrollando en materia de salud. No obstante y por el momento, estas quedaron desacreditadas al lograrse, hace pocos días, un dictamen en Diputados a favor de la ley que establece la prescripción de medicamentos por nombre genérico y descartando las denominaciones comerciales (marcas o nombres de fantasía).

¿Cómo se llega a este dictamen?

Al mismo se arribó con el consenso de todos los bloques opositores,  las comisiones de Salud y Defensa del Consumidor y estuvieron ausentes los funcionarios de la ANMAT y los diputados del bloque Cambiemos. La mayoría presente dictaminaron a favor del proyecto de la entrerriana Carolina Gaillard (FpV), que prevé la prescripción de los medicamentos sólo por su nombre genérico, excluyendo absolutamente el nombre comercial.

En la apertura del plenario la diputada Carolina Gaillard (FpV), presidenta de la Comisión de Acción Social y Salud Pública, expresó que "es imprescindible garantizarle a la población el acceso a medicamentos más económicos, seguros y de calidad”, remarcando que “consideramos al medicamento un bien social y el Estado debe garantizar su acceso. La formación de su precio debe estar regulada y no dejarla libre a la puja de la oferta y demanda. La modificación que proponemos permite al usuario elegir la marca del medicamento a adquirir sin ninguna imposición y hace que las recetas sean un instrumento científico, accesible, entendible, comprensible y que no oculte intereses comerciales detrás de una marca”. Además agregó: “La ley de medicamentos genéricos fue una ley muy importante pero hoy tiene una muy baja aplicación a la hora de prescribir los medicamentos, ya que los médicos lo hacen en su mayoría por nombre comercial”.

Entre otras expresiones, la Diputada Carolina Gaillard (FpV) afirmó que "se ha logrado un paso hacia la democratización de los medicamentos; este proyecto estuvo años sin poder dictaminarse por los intereses de los laboratorios. La ausencia de los diputados de Cambiemos significa que no quieren que esto se trate".

Por su parte, la diputada Schwindt (FR) felicitó a Gaillard por poner en debate este proyecto y destacó “cuán complicado es el acceso a los medicamentos para aquellos que más lo necesitan” asegurando que “esta modificación es la única forma de poder acceder a los medicamentos y lograr una reducción de su costo”.

––––

Fuente: Dr. Rubén Sajem, presidente de la Sección de Farmacéuticos del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la CABA. 

En Argentina se revalorizó la Ley de Medicamentos Genéricos en beneficio de los pacientes
Comentarios