Araceli Hermelo, una gallega referente de la belleza del futuro

Araceli Hemelo. Ylé Cosmetics
Araceli Hemelo. / Ylé Cosmetics
MUNDIARIO entrevista a la gallega Araceli Hermelo Vidal, fundadora de la firma Ylé Cosmetics, que ha entrado en la lista Forbes por un proyecto beautytech con tecnología de la NASA.
Araceli Hermelo, una gallega referente de la belleza del futuro

Forbes ha incluido a la firma gallega Ylé Cosmetics, con sede en Cangas (Pontevedra) y fundada por Araceli Hermelo Vidal, en su lista de empresas que son el futuro de sus diferentes sectores. La prestigiosa revista especializada en el mundo de los negocios y las finanzas ha seleccionado 21 empresas con un potencial innovador, que han asumido este 2021 como la siguiente etapa de esta carrera de fondo: la transformación. 

Ylé Cosmetics es el proyecto insignia de Hermelo, que dirige también los centros estéticos Ylekara, y pertenece a una familia dedicada al sector de la belleza desde 1965. La firma incorpora tecnología de vanguardia para el cuidado facial gracias técnicas revolucionarias y está detrás del nacimiento de la mascarilla Led Mask Phototherapy System, un dispositivo basado en innovación fotodinámica que tiene efectos antiedad, contra la hiperpigmentación o cuperosis. 

Con el reconocimiento de Forbes, Araceli Hermelo Vidal ha conseguido dar un paso más en el sector de la belleza y salud. En esta entrevista exclusiva con MUNDIARIO habla sobre su experiencia como referente de la belleza del futuro.

– ¿Cómo surge Ylé Cosmetics?

– Surge en la cabina, buscando soluciones para conseguir mejores resultados en los tratamientos. Consciente de que la tecnobelleza es ya una realidad, aposte por crear Ylé Cosmetics en 2016 para experimentar y conseguir estar a la altura de estos nuevos retos e innovar. Desde hace unos años hay una relación entre el mundo de la belleza y la tecnología. La tecnología  lo está revolucionando todo: equipos de diagnóstico, equipos de tratamiento ultra potentes, cada vez los centros son más tecnológicos. Por eso, decidí apostar por mejorar también el entorno personal y crear Ylé Cosmetics, donde trato de aplicar todos mis conocimientos, más de 25 años dedicada al mundo de la belleza. Belleza y tecnología son el futuro. Ahora, este mismo concepto llega para quedarse en nuestras rutinas de cuidado en casa y es que la utilización de la cosmética combinada con la tecnología es bajo mi punto de vista, perfecta. 

– ¿Cuál es la trayectoria de su fundadora en el mundo de la belleza y la cosmética?

– Mi trabajo en el mundo de la belleza me viene de tradición, mi familia se ha dedicado a esta profesión desde 1965. Yo siempre he sabido que dedicaría a ello mi carrera profesional, lo tuve claro con tan solo 16 años que encaminé a ello mis estudios. Mucho antes, quizás con 9 o 10 años ya ayudaba a mi madre en su peluquería, pero siempre que podía me iba a la parte donde se realizaban los tratamientos de belleza. Mi tía, Pilar Vidal, era la directora de la parte estética y ha sido mi gran maestra. Siempre la he admirado y no he podido tener mejor escuela de base que la suya. Ella, apasionada y amante profesional, ha conseguido contagiarme su amor por este mundo tan increíble. Siempre he sido muy inquieta y desde entonces hasta hoy no he parado de estudiar y formarme, que es una parte fundamental de mi trabajo. Mi salón de belleza no tiene nada que ver con el salón de mi familia de los años 80, ha evolucionado no solamente en la mejora de la cosmética sino también en cómo se combina con ella la tecnología para no perder la esencia de nuestro papel. Al final, lo que queremos es conseguir un máximo de resultados pero sin perder esa calidad y bienestar que aportamos al cliente con nuestras manos. Por eso, ambas son una combinación perfecta.

– ¿Cuáles son los retos de abrirse paso en un sector emergente como el beautytech?

– Muchos, es un sector imparable y exige estar al día en todo. Pero como mi trabajo es mi pasión, le dedico todo el tiempo del mundo. Me reconforta conseguir mejorar la vida de los demás, de personas con graves afecciones en la piel, y que los casos de éxito de Ylé Cosmétics y de Araceli Hermelo nos hagan formar parte de la vida de un importante número de personas que han confiado en nosotros. El mundo de la dermo-cosmética no es solo es una moda, es bienestar y salud.

El mundo de la dermo-cosmética no es solo es una moda, es bienestar y salud

– Como empresa pequeña, ¿cómo afrontáis la innovación y el desarrollo de los nuevos productos?

– Paso a paso y con un importante esfuerzo económico, pero merece la pena. Al principio a los clientes les chocaba que estuviéramos en Cangas, en una esquinita del noroeste español y no en Madrid o Barcelona. Pero todo nuestro equipo ha demostrado que trabajando se puede llegar a todas artes, incluso desde las Rías Baixas.

Araceli Hermelo. Ylé Cosmetics

Araceli Hermelo. / Ylé Cosmetics

– ¿Es factible competir frente a los grandes nombres de la industria que también están apostando por el beautytech?

– Es y lo estamos haciendo. Lo que más me enorgullece es que un medio de comunicación, o una periodista acreditada de belleza nos incluya en reportajes o informaciones al lado de grandes de la cosmética. La verdad es que la comunicación es muy importante y gracias a ella hemos avanzado mucho en los últimos meses, llegando a codearnos con laboratorios y empresas top de la belleza. Decía Piaggio, el creador de la Vespa, que la comunicación vende más que el propio producto. Y es así, lo importante es tener una gran idea, un buen producto, y no olvidarse de darlo a conocer, de transmitirlo. Él necesitó la película Vacaciones en Roma y un ambicioso plan de comunicación para dar a conocer su producto 10, la Vespa. Ylé Cosmetics ha conseguido que sus productos no solo sean los mejores por un trabajo de años como conté antes, sino que gracias a mi equipo de comunicación, se sabe.

– ¿Qué equipo os asesora en el proceso desde un punto de vista científico? 

– Un equipo mutidisciplinar con mucha experiencia. Algunas personas llevan conmigo muchos años y viven la belleza en primera línea, mano a mano, consiguiendo casos de éxitos en cada tratamiento que consigue solucionar problemas dermatológicos.

– ¿Cómo funciona la máscara LED?

– Led Mask Phototherapy System es dispositivo basado en innovación fotodinámica que tiene efectos anti-edad, contra la hiperpigmentación o cuperosis que abarca distintas longitudes de onda para el tratamiento de varios problemas, con tres modos de terapia basada en luz LED de distintas longitudes de onda: azul, rojo y combinado. La mascarilla parte de la tecnología empleada en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) para curar las heridas de los astronautas. Es inalámbrica y muy cómoda y sencilla de usar para casa. Hemos conseguido con ella poder acceder a tratamientos profesionales en casa.

– ¿Cuál es la filosofía de Ylé Cosmetics?

– Consideremos que la piel es el mejor reflejo de nuestra alma. Entendemos como tal un todo, nuestros pensamientos, nuestro estilo de vida e incluso nuestro comportamiento diario. Nuestra misión es mejorar la vida de los demás. Nuestras avanzadas soluciones están basadas en la ciencia y también en la experiencia diaria de los salones de belleza. Nuestra esencia. Ponemos el alma en cada uno de nuestros productos y a través de la ciencia tratamos y mejoramos la piel, que es para nosotros el foco de toda nuestra atención. Nuestro objetivo es mejorarla, embellecerla y aportarle vitalidad. Basamos la creación de nuestros productos en estudios científicos y dermatológicos. Nuestro objetivo es mejorar por dentro y por fuera. Sacar la mejor versión de cada uno.

– ¿Cuáles son sus ventajas/diferencias frente a otros productos tradicionales como las cremas?

– Belleza y tecnología son el futuro porque son complementarias. La belleza tradicional cuenta con una ayuda extra: la tecnología. Ahora este mismo concepto llega para quedarse en nuestras rutinas de cuidado en casa y es que la utilización de la cosmética combinada con la tecnología es bajo mi punto de vista, perfecta. 

Ylé Mask. Ylé Cosmetics

Led Mask Phototherapy System. / Ylé Cosmetics

– ¿Qué ha supuesto para vosotros que haya sido seleccionada por Forbes como una de las 21 ideas con potencial transformador de 2021?

– Mi trabajo al sector ha aportado una nueva terminología que hasta ahora no existía y que hemos denominado Tecno Beauty o Tecno Belleza. El hecho de que Forbes lo haya reconocido como un trabajo que ha innovado la belleza es increíble.  

– ¿Qué otros productos de beautytech tenéis?

– Ylé CLEANion + Ionized Cleaning System, lo último para limpiar y cuidar la piel.  Es muy difícil mantener el equilibrio en la piel por eso es tan importante incluir la limpieza como parte de la rutina diaria de forma que sea algo que hagamos al despertar cada mañana y antes de irnos a dormir por la noche. La experiencia Cleanion + va más allá, el propio aparato trabaja a través de vibración, microcorrientes e ionización. Se puede seleccionar el tipo de limpieza o tratamiento a realizar. La magia de CLEANion+  Ionized Cleaning System  comienza con su tecnología XP8, que estimula la piel gracias a la precisión de los movimientos vibratorios, tiene dos tipos de cepillo de silicona con o sin micro corrientes para una limpieza suave, normal y energética.

La belleza tradicional cuenta con una ayuda extra: la tecnología

– ¿Cómo ha impactado la pandemia en el sector?

– Ralentizando nuestro trabajo, como ha ocurrido con todos.

– ¿Habéis notado cambios en el perfil del consumidor o en la manera de consumir productos de belleza?

– Si, la venta online se ha activado. Con una web de nueva generación y un proyecto de e-commerce hemos conseguido llegar a todas las casas.

– ¿Cómo anticipáis que sea la evolución del sector de la tecnología de belleza en los próximos años?

– Imparable y precisamente ahí estamos valorando ya nuestros siguientes pasos.

– ¿Qué objetivos os marcáis a corto y medio plazo?

– Seguir consolidando la marca y añadir nuevas novedades en cosmética basada en mis propios resultados y estudios. Este 2021 presentaremos dos nuevos productos innovadores faciales. Mis proyectos futuros son mi hoy. Quiero llegar a mañana y mañana decidiré por donde voy. No suelo pensar en futuros, pienso en presente y además no a un largo plazo. Me gusta hacer las cosas bien, soy persistente, tenaz y auto exigente solo espero de la vida que me devuelva lo que considere oportuno, espero estar preparada para recoger lo que me venga como respuesta a todo mi esfuerzo y dedicación.

Led Mask Phototherapy System, desde la NASA pasando por Galicia

Led Mask Phototherapy System, el gadget desarrollado por Ylé Cosmétics que ha merecido la mención de Forbes, parte de la tecnología empleada en  la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) para curar las heridas de los astronautas. 

El dispositivo trata manchas, cicatrices, arrugas, pieles grasas, hiperpigmentación, cuperosis, acné y sus marcas con la seguridad (y resultados) de un protocolo profesional y la comodidad del uso casero, explican desde la compañía. Esta máscara de fototerapia gallega de diseño único y con mando a distancia incorpora la misma tecnología que se emplea “para que curen y cicatricen rápidamente las heridas que se hacen los astronautas en el espacio y atiende los problemas que con mayor frecuencia se tratan en los centros estéticos, incluidos los nuevos que ocasiona el uso de las mascarillas: sequedad, granitos, rojeces o descamaciones”, añaden. 

La Led Mask Phototherapy System viene precedida de las conclusiones de más de un centenar de laboratorios médicos, universidades y científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio que han validado las terapias con luz LED aplicadas al sector cosmético. Su objetivo: crear soluciones transformadoras para mejorar la relación de los consumidores con el concepto universal de ‘belleza’, a través de herramientas predictivas, personalizadas y que se expanden a nuevos mercados. 

Led Mask Phototherapy System. / Ylé Cosmetics

Led Mask Phototherapy System. / Ylé Cosmetics

Ylé Cosmetics, un proyecto profesional y de vida

Por todo esto, Ylé Cosmetics se incluye en el grupo de compañías seleccionadas por Forbes que se encuentran desarrollando iniciativas que presentan nuevas funcionalidades, resuelven retos de sus respectivos sectores y aportan soluciones a las necesidades de distintos ámbitos de la sociedad, muchas de ellas superando el hándicap que traían consigo las consecuencias del coronavirus para su propia supervivencia. Bajo el paraguas de la sanidad, la educación, la sostenibilidad, sin ignorar sectores como el hotelero o el cosmético, se han esforzado por incentivar el uso de tecnologías digitales, transformando los procesos comerciales vigentes y acercándose al cliente. 

Según Forbes, la resiliencia empresarial revela que para 2022, el 65% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial estará digitalizado y generará más de 6.800 millones de inversiones directas de 2020 a 2023. Ese mismo año, el 75% de las corporaciones habrán marcado sus hojas de ruta con la implementación de la transformación digital, en comparación con el 27% actual. 

Ylé Cosmetics nace de la experiencia de Araceli Hermelo en el sector de la belleza, que desde los 16 años concibió su trabajo como un reto de superación. Un proyecto profesional y de vida basado en su tradición familiar, que ella ha ido adaptando a los nuevos tiempos de la estética. Titulada en Estética, completó su formación con estudios de osteopatía, T.A.F.A.D. y dietética, realizando visajismo y estética con la prestigiosa firma francesa de Jean D’Stress.  Su inquietud la llevó a París, donde amplió conocimientos en cosmetología y diferentes técnicas de masaje de la mano de prestigiosos formadores. 

Después de casi 25 años trabajando e investigando con los mejores laboratorios, lanzó una nueva línea de productos de belleza tecnológica para el cuidado de la piel: Ylé Cosmetics. Productos innovadores, tecnológicos e indispensables para el cuidado de la piel del rostro. @mundiario


 

Araceli Hermelo, una gallega referente de la belleza del futuro
Comentarios