Buscar

MUNDIARIO

Sánchez planea el apoyo del Ejército para cercar al coronavirus en Madrid

 La semana pasada la ministra de Defensa, Margarita Robles, precisó la “disponibilidad máxima” de las Fuerzas Armadas para ayudar a contener la segunda ola de contagios.





 
Sánchez planea el apoyo del Ejército para cercar al coronavirus en Madrid
Funcionarios militares en la en la operación balmis. / PIxabay
Funcionarios militares en la en la operación balmis. / PIxabay

Maira Perozo

Periodista.

El Gobierno planea las acciones que podrían desplegar a fin de frenar el repunte del coronavirus en Madrid, donde este lunes entraron en vigor las medidas en 37 áreas de salud, con un promedio de 850.000 personas en riesgo de contagio.

En esa línea, el Ejecutivo lleva a la reunión entre el presidente Pedro Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la opción de apoyo de las Fuerzas Armadas.


Quizá te pueda interesar

 

 La segunda ola de coronavirus se expande en otras regiones más allá de Madrid


Dos países europeos que aumentan sus restricciones debido al aumento de casos


El Ejército tiene preparada una nueva fase de la operación Balmis,  que supuso la realización de más de 20.000 intervenciones en toda España durante el confinamiento. Incluso, en Madrid, los militares ayudaron a instalar el hospital de campaña del Ifema y la morgue provisional del Palacio de Hielo, entre otras muchas acciones desplegadas.

La semana pasada la ministra de Defensa, Margarita Robles, precisó la “disponibilidad máxima” de las Fuerzas Armadas para ayudar a contener la segunda ola de contagios. Esto implica reanudar las tareas de desinfección de centros docentes y residencias de mayores, el traslado de enfermos o el montaje de hospitales de campaña, entre otras medidas.

Ahora bien, de momento y en plan de prevención, ya se han instalado tiendas de triaje en el aparcamiento del hospital militar Gómez Ulla, en el barrio madrileño de Carabanchel, para separar a los enfermos de la Covid-19 de otros pacientes.

También, el Ministerio de Defensa ha puesto a disposición de la Comunidad de Madrid 150 rastreadores militares, del total de 2.000 que tiene disponibles, y está dispuesto a incrementar esta cifra, que se complementa con una oferta de instructores para formar a rastreadores. Estos medios forman parte de la Operación Baluarte, que coordina la Inspección General de Sanidad (IGS) militar, pero pasarán a depender del Mando de Operaciones si se reactiva la Operación Balmis.

A la par, mientras Pedro Sánchez se entrevista con Isabel Díaz Ayuso, el sindicato Solidaridad, apadrinado por Vox, ha convocado una manifestación en la Puerta del Sol, frente a la sede de la Real Casa de Correos, allí donde se verán las caras. El eje central de la protesta es la solicitud de renuncia a Sánchez. @mundiario