Antonio Casado habla de "un blindaje judicial para la vida privada de Urdangarin"

El periodista Antonio Casado
El periodista Antonio Casado
"Lo siento, pero el asunto tiene un molesto tufo a censura previa y blindaje especial para un determinado personaje público", escribe Antonio Casado a propósito de la decisión judicial sobre Urdangarin.
Antonio Casado habla de "un blindaje judicial para la vida privada de Urdangarin"

El periodista Antonio Casado, socio fundador de El Confidencial, uno de los medios afectados por la decisión de una juez de Barcelona de prohibir que difundan correos electrónicos sobre la vida privada de Iñaki Urdangarin, ha analizado este controvertido asunto en su propio medio.

Casado recuerda que Iñaki Urdangarin se ha dirigido a un juzgado de Barcelona anunciando que piensa presentar una demanda por vulneración de su derecho a la intimidad contra Diego Torres y siete medios de comunicación, entre los que se encuentra El Confidencial. Afecta a la difusión pública de los famosos correos electrónicos filtrados por Diego Torres, exsocio de Urdangarin y la infanta Cristina, en tanto dichos correos hagan referencia a la intimidad del duque de Palma y su familia (la infanta Cristina, en primer grado, como es público y notorio).

"La libertad de expresión -analiza Antonio Casado- tiene límites. Uno de ellos es el derecho a la intimidad que, en colisión con la libertad de expresión y el derecho a la información, ha dado lugar a una copiosa y no unificada jurisprudencia. Hay numerosos y variados precedentes de pleitos en ese sentido. Es muy difícil encontrar precedentes de medidas cautelares que, incluso antes de presentarse la demanda (Urdangarin tiene veinte días para hacerlo), prohíban a medios de comunicación predeterminados 'revelar, publicar y difundir' correos electrónicos que hagan referencia a la vida privada del yerno del Rey". Parta Casado "eso no es lo peor". Lo explica así: "La dificultad de encontrar precedentes es insuperable en lo que se refiere a la parte preventiva. Medidas cautelares, claro, de eso se trata, de poner la venda antes de que resulte lesionado el honor de ese duque de Palma que aprovecha el rango público en las maduras y reclama el rango privado en las duras".

El periodista y comentarista aclara que la juez del juzgado numero 46 de Barcelona, María del Remei Vergés, dictó ayer un auto en el que no sólo se prohíbe la publicación de los correos electrónicos. "Se prohíbe también -explica-, ojo al dato, 'hacer declaraciones, efectuar comentarios, emitir opiniones o juicios de valor sobre el contenido de dichos mensajes'. Lo siento, pero el asunto tiene un molesto tufo a censura previa y blindaje especial para un determinado personaje público".

Antonio Casado habla de "un blindaje judicial para la vida privada de Urdangarin"
Comentarios