Buscar

MUNDIARIO

Los antioxidantes protegen las células del contaminante dañino del agua

Los hallazgos podrían conducir a un tratamiento que reduzca los riesgos para la salud de la exposición al cromo hexavalente.

Los antioxidantes protegen las células del contaminante dañino del agua
Los antioxidantes protegen las células del contaminante dañino del agua. / Ecoticias.com.
Los antioxidantes protegen las células del contaminante dañino del agua. / Ecoticias.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Los antioxidantes como la vitamina C podrían ayudar a reducir los efectos dañinos del cromo hexavalente, según un nuevo estudio realizado con células humanas. El contaminante, que a menudo se produce por procesos industriales, apareció en la película biográfica Erin Brockovich.

Los datos federales de las pruebas de agua potable a nivel nacional muestran que el compuesto contamina los suministros de agua de más de 200 millones de estadounidenses en los 50 estados. La concentración de cromo hexavalente que es segura para el agua potable ahora está siendo revisada por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.

"Este es el primer estudio que utiliza células humanas para probar los efectos del cromo hexavalente y la protección con antioxidantes", dijo Tim Mayotte, un estudiante universitario de la Universidad Olivet Nazarena que realizó el estudio. "Si los nuevos hallazgos se validan más y continúan con los ensayos clínicos, podría ser posible tratar las fuentes de agua en riesgo con antioxidantes como la vitamina C para reducir el riesgo de cáncer causado por el cromo hexavalente".

En un estudio diseñado para descubrir si los antioxidantes podrían prevenir la toxicidad celular, los investigadores expusieron dos tipos de células humanas a varias concentraciones de cromo hexavalente. Observaron efectos tóxicos para ambos tipos de células a 200 partes por billón (ppb) o concentraciones más altas de cromo hexavalente. Sin embargo, esta toxicidad podría ser bloqueada por la vitamina C a 10 partes por millón (ppm) o el galato de epigalocatequina antioxidante a 15 (ppm). El galato de epigalocatequina es el principal antioxidante que se encuentra en el té verde.

En otros experimentos, los investigadores vieron mutaciones de ADN en bacterias expuestas a 20 ppb o más de cromo hexavalente. Sin embargo, estas mutaciones no ocurrieron cuando las bacterias también se trataron con 20 ppm de vitamina C.

Los nuevos hallazgos revelan que un mecanismo oxidativo es probablemente responsable de la toxicidad del contaminante, que podría prevenirse tratando el agua con antioxidantes. Estos resultados podrían ayudar a informar el monitoreo y la regulación de la calidad del agua.  @mundiario