La anticuada forma en que Corea del Norte intenta hacer frente a la pandemia

Kim Jong-un, dictador de Corea del Norte. / Twitter
Kim Jong-un, dictador de Corea del Norte. / Twitter
Sin contar con vacunas ni medicamentos necesarios para hacer frente a la Covid-19, las autoridades norcoreanas han instado a las personas a realizar gárgaras y beber mucho té.
La anticuada forma en que Corea del Norte intenta hacer frente a la pandemia

Tras dos años se pandemia, Corea del Norte anunció que tenía un brote del virus en la capital Pyongyang. Desde el anuncio de la presencia del virus en el mundo en 2020, Corea del Norte decidió cerrar sus fronteras, cuestión que según las autoridades de ese país les ayudó a mantenerse a salvo de la presencia del virus, algo que han cuestionado expertos a nivel internacional.

En cualquier caso, este 2022 las autoridades norcoreanas han confirmado que el virus se expandió y que están tomando medidas sobre el asunto. El problema es que para muchos la situación de Corea del Norte podría ser más grave debido a que se han negado a recibir ayuda internacional para el envío de vacunas y no cuentan con medicamentos antivirales efectivos. 

Kim Jong-un, líder supremo del país, se ha limitado a demandar que el Ejército tome el control de la cadena de suministros y a negarse a recibir ayuda internacional. A través de los medios estatales norcoreanos, se han encargado de difundir remedios caseros para palear los efectos del covid-19, cuya existencia está siendo mencionada sencillamente como una "fiebre".

Para las personas que no están muy graves, recomiendan remedios como un té de jengibre o madreselva y tomar bebidas de hoja de sauce. Las bebidas calientes ayudan a aliviar síntomas como el dolor de garganta o la tos, también son buenos para mantener a las personas hidratadas. Aunque ayudan, no son el medicamento indicado para paliar una pandemia causada por un virus.

Ha sido llamativa la noticia de que se han enviado mil toneladas de sal a la capital para servir de solución antiséptico contra la enfermedad, según afirmaron los medios. Hacer gárgaras con agua salada ayuda a combatir un resfriado común, pero no existe evidencia de que ayude contra la covid. Además, no ha evidencia de que ayude a evitar los contagios debido a que existen distintas vías de propagación que las gárgaras no pueden evitar y una vez el virus entra en el sistema de una personas, se propaga rápidamente. 

En la televisión estatal han recomendando utilizar analgésicos como Ibuprofeno o la amoxicilin. El primero ayuda con los dolores de cabeza y a bajar la fiebre pero no tiene nada que hacer contra la covid, y muchos es capaz de evitar que se propague. Varios estudios han determinado que no existe forma de evitar que el virus se propague con ayuda de los antibióticos, por lo que las propuestas que ha lanzado el gobierno están más destinada al alivio de algunos sintomas y no a paliar la pandemia.

El sistema de salud de Corea del Norte está diseñado para ser gratuito, pero en los últimos años tras sanciones económicas y problemas con el clima, estos han sufrido reducciones que no le permiten sostener la demanda de la sociedad. Se cree que el sistema de salud sufre por la carencia de personal preparado así como la falta de medicamentos, cuestión que se ha agravado debido a las restricciones impuestas en las fronteras. 

Corea del Norte rechazó el envío de ayuda de tres millones de dosis de vacunas fabricadas en China en 2021 y también se rehusó a recibir ayuda de parte del mecanismo COVAX. Asimismo, Corea del Sur también ofreció enviar medicamentos sin llegar a recibir ninguna respuesta de su vecino.  @mundiario

La anticuada forma en que Corea del Norte intenta hacer frente a la pandemia