Antes de ser famosos: Melania Trump, la mujer de Donald de raíces comunistas

Melania Trump.
Melania Trump.

La pobreza que azotó a Yugoslavia jamás le llegó a Melania, cuyo padre era líder del Partido Comunista esloveno. MUNDIARIO presenta la vida de Melania Trump antes de ser famosa.

Antes de ser famosos: Melania Trump, la mujer de Donald de raíces comunistas

Tras haber descubierto y estudiado las vidas de Psy, el intérprete del Gangnam Style y de Joaquín Guzmán, el bin Laden del narcotráfico, MUNDIARIO presenta la tercera entrega de la serie Antes de ser famosos, en la que se estudia cómo era la vida de algunas personalidades antes de que alcanzaran la fama. Para el tercer episodio le ha llegado el turno a Melania Trump, la tercera esposa del controversial y mediático Donald Trump.

Su familia en Yugoslavia

Melania Knauss nació el 26 de abril de 1970 en Novo Mesto, una pequeña localidad de Eslovenia. En aquel entonces, Eslovenia formaba parte de la comunista Yugoslavia y como los regímenes comunistas reparten la miseria, perdón la riqueza, la mayor parte del país vivía en condiciones de pobreza. Sin embargo, esa pobreza no le llegó nunca a Melania.

Se sabe que su familia tendía a salir de vacaciones a Francia, Italia, Alemania, Inglaterra y casi cualquier lugar que se les antojara. El contraste entre la mayoría de eslovenos y su familia era que su padre, Victor Knauss, era un importante líder del Partido Comunista de Eslovenia y, como tal, tenía derecho a una gran rodaja del pastel de dinero del extinto país (Yugoslavia). De hecho, el líder Victor presumía de un Mercedes-Benz entre los vecinos de su pueblo, quienes le tenían por un ser evidentemente superior a la luz de los lujos que se permitía por ser integrante del régimen oficial así como por ser un importante empresario como vendedor de motos y autos de una compañía estatal.

Melania tiene un medio hermano a quien su padre nunca reconoció pero cuando menos pagó la manutención hasta que aquél, de nombre Denis, llegó a la mayoría de edad. Eso sí, lo hizo porque una corte ordenó un examen de ADN entre ambos y dio positivo. Denis tiene actualmente 50 años, cuatro más que su célebre hermana, y vive en una zona rural de su país, alejado de los medios y de la fama.

Hermano secreto de Melania Trump. / dailymail.co.uk
El hermano de Melania Trump. / Dailymail.com

 

Amalia, madre de Melania, se dedicaba a diseñar ropa para niños y fue gracias a ella que Amalia empezó a interesarse en la moda. Fue tal su interés, que desde los 11 años ya anunciaba a todos que iba a ser una famosa diseñadora. Sus padres la inscribieron en la Escuela de Fotografía y Diseño de Liubliana, capital de Eslovenia, para que en ella cursara toda la secundaria.

Un día, fue pillada por un famoso fotógrafo llamado Stane Jerko mientras pasaba un rato con sus amigas en Liubliana. El fotógrafo se le acercó y le ofreció hacer sus primeros trabajos de modelaje. Melania renegó en el momento pero a la semana siguiente se presentó al estudio de Jerko, quien le enseñó sus primeras técnicas de modelaje. Como curiosidad, si se revisan sus primeras fotos como modelo se notará que Melania no usaba zapatos, eso se debe a que sus pies de 9 pulgadas eran muy grandes y todos los zapatos que el fotógrafo tenía en su estudio le quedaban pequeños.

Melania Trump. / dailymail.co.uk
Melania Trump.

 

Mudanza a París

Para 1992 ya era alumna de la Universidad de Liubliana pero se dio cuenta que Eslovenia ya no era suficiente para ella. Decide mudarse a Milán para impulsar su carrera como modelo y la decisión fue acertada.

Tras cuatro años en Milán, donde consiguió sus primeros trabajos serios de modelaje y se fue haciendo un nombre en la industria de París, un empresario de nombre Paolo Zampolli le consiguió una visa estadounidense y se la llevó a Nueva York para que pudiera dar el gran salto en su carrera. Sus primeros contratos, eso sí, no eran lo que esperaba.

Considerando que tenía 26 años cuando llegó a Estados Unidos, Melania competía con modelos locales mucho más jóvenes que ella, por lo que al inicio se tuvo que conformar con aparecer en anuncios de alcohol y tabaco, para los que jóvenes de 19 años no contaban por cuestiones legales. Llegó a aparecer en una campaña de una gran marca de cigarros, eso sí, pero estaba alejada de las pasarelas, que eran su gran pasión.

La fiesta que cambió su vida

En 1998 su amigo Zampolli la invitó a una fiesta en un importante centro nocturno de Nueva York. Ahí conoció a otro empresario llamado Donald Trump, quien acababa de divorciarse por segunda vez. Trump quedó flechado por aquella muchacha balcánica y le pidió su número, pese a que él mismo iba acompañado a la fiesta por otra mujer. Como fuera, Melania aceptó intercambiar números con el empresario, con quien empezó a salir poco después.

Para 2004, la pareja estaba comprometida y se casaron en enero de 2005 en una extravagante ceremonia, cómo no. La boda estuvo rodeada de los mejores amigos de Trump, entre ellos, quiénes si no, Hillary Clinton y su esposo Bill, que dejaron retratada la gran amistad que todavía les une tras bambalinas.

Familas Trump y Clinton.
Los Clinton y los Trump: eran otros tiempos.

 

En marzo de 2006 la pareja tuvo a su primer hijo, Barron. Melania decidió hacerse cargo del niño por su cuenta, sin la ayuda de niñeras ni nadie. Su compromiso, matrimonio e hijo con Trump terminaron de impulsar a Melania a los focos de la vista pública tras años con trabajos de modelaje bien hechos y bien pagados, pero sin la relevancia que le dio estar unida a un alocado hombre que hoy aspira a ocupar la Casa Blanca.

Así fue la vida de Melania Trump antes de ser famosa. Hoy en día Melania tiene ya 46 años y, como posible primera dama, ha sido atacada por sus posados desnudos de hace años, así como plagiar un discurso de Michelle Obama durante la Convención del Partido Republicano. Todo eso es parte del show que debe montar alguien que está unida a Donald, un especialista en desatar tormentas.@hmorales_gt

 

Antes de ser famosos: Melania Trump, la mujer de Donald de raíces comunistas
Comentarios