Antes de ser famosos: Grumpy Cat, el que fue el gato más famoso del mundo

Imagen de Grumpy Cat. / Twitter
Imagen de Grumpy Cat. / Twitter

Tardar Sauce fue un felino que sufría de enanismo pero que su gesto de enojo lo hizo famoso en todo el mundo.

Antes de ser famosos: Grumpy Cat, el que fue el gato más famoso del mundo

Antes de ser famosos es una serie exclusiva de MUNDIARIO en la que se estudia y conoce la vida de importantes celebridades antes de saltar a la fama. Por esta serie han pasado narcotraficantes, estrellas porno, bizarros artistas de Youtube, entre otros. Esta nueva entrega está dedicada a uno de los fenómenos virales más famosos de los últimos tiempos: Grumpy Cat.

Biografía

Grumpy Cat (Gato gruñón) nació el 4 de abril de 2012 en Morristown, Arizona. Sus dueños lo bautizaron como Tardar Sauce. Nació como parte de una camada de cuatro gatitos. Los hermanos eran uno de color blanco, otro naranja y otro café. Tardar Sauce en cambio era de una extraña combinación entre blanco y gris.

Sus dueños notaron desde el inicio de que había algo especial con Tardar. Un rostro plano, ojos demasiado grandes, una cola corta y piernas traseras un tanto raras. Luego un veterinario les dijo que este gato sufría de enanismo. Su dueña, Tabatha Budesen, estaba encantada con el aspecto de su particular mascota pese a aquellas deformaciones de nacimiento. Como sea, no fue ella quien lanzó al animalito a la fama.

Fenómeno viral

El hermano de Tabatha, Bryan, pensaba que el gato tenía un encanto especial que conquistaría a más de uno. En abril de 2012 publicó una fotografía en sus reddit con la descripción “este gato no está impresionado”. Desde el primer minuto, Grumpy Cat fue un total éxito. “Es una locura. Publicamos fotos en línea, digamos en Facebook, y en cuestión de segundos tiene decenas de miles de likes”, dijo en una entrevista a la cadena ABC.

Su foto se esparció por toda la red y se usó como plantilla para memes. El término con el que se terminó de hacer famosos al gato ya se había usado antes para otras tantas fotografías en Internet, pero fue definitivamente Tardar el que se apoderó de una vez y para siempre de él.

Los Budesen se dieron cuenta rápidamente de la sensación que estaba causando su particular mascota. Ambos decidieron pasar de las redes sociales e Internet, el campo de cultivo de su fama, y decidieron presentarlo también en medios de comunicación tradicionales y eventos multitudinarios. Aquello terminó por catapultar la fama del felino. Tabatha renunció a su trabajo en la cadena de restaurantes Red Lobster y decidió abrir una página de Internet dedicada a Tardar Sauce, quien era ya un fenómeno incontrolable en las redes. Abrió también perfiles de Facebook, Twitter e Instagram.

En semanas el gato tenía ya patrocinadores y empresas interesadas en usar su famoso semblante para sus productos. De verdad, se vendían camisetas, tazas, sudaderos. Todo en lo que se pudiera poner la dichosa cara del gato era bueno para venderse.

Era tal la locura por este gato que cuando viajaba en alguno de sus tour (sí, el gato iba de arriba para abajo para que la gente lo conociera y se tomara fotos con él) los patrocinadores del animal les compraban boletos de primera clase, nada menos. Su fama empezó a decaer más o menos en 2015, pero eso no impidió que Tabatha y él recorrieran el mundo.

Durante años, esta mascota sirvió como generadora de dinero para su dueña, quien de cualquier manera siempre estuvo orgullosa de él, incluso antes de convertirse en lo que terminó siendo. Tabatha anunció el fallecimiento de su querido Tardar Sauce el 14 de mayo del año en curso. @mundiario

Antes de ser famosos: Grumpy Cat, el que fue el gato más famoso del mundo
Comentarios