Un año más hacia un futuro mejor lleno de sorpresas y retos a superar juntos

Feliz 2017. / FrAn LaReo para Mundiario
Feliz 2017. / FrAn LaReo para Mundiario

El futuro no suele traer lo esperado pero siempre nos depara multiples sorpresas que suponen retos a vencer y muchos aprendizajes que hacen de la vida un viaje apasionante.

Un año más hacia un futuro mejor lleno de sorpresas y retos a superar juntos

Aunque a los más jóvenes les pueda parecer la edad de los dinosaurios, no hace tanto que el futuro se situaba en el año 2.000. La esperanza de vida era mucho mas corta en los cincuenta y el año 2.000 sonaba tan lejano que la imaginación no alcanzaba a superarlo y sin embargo ya queda 16 años atrás. Muchos lo hemos superado pero sin encontrar nada de lo previsto, no hay selenitas (habitantes de la luna), ni marcianos, ni películas de marcianos, ni venusianos, ni habitante alguno de nuestro sistema solar, ni siquiera han ocurrido las amenazas que Kubrick nos mostró en su película "2001, Odisea del Espacio", lo más intelectualmente futurista que se hizo ya en 1968.

Nos dejaron solos mirando a la Tierra, y cuanto mas la miramos más se nos parece a la del siglo pasado, con los mismos problemas sin resolver y con otros muchos nuevos planteados, pero con una gran diferencia. Antes se pensaba que los problemas carecían de solución, que la pobreza de los países o de las personas eran innatas o castigos divinos, mientras que ahora estamos convencidos de que los problemas los creamos nosotros, que son consecuencia de defectos humanos por ambición desmedida, especulación, fraude, y ese cortoplacismo que ha invadido la sociedad como si el futuro no existiera y lo que se encuentren nuestros descendientes careciese de importancia, y por lo tanto, si los creamos nosotros, nosotros podemos resolverlos. Todo es cuestión de ponerse a ello y de que los politicos sepan construir nuestros deseos, que ya empezamos a desconfar de du capacidad, que deben espabilar para no perder su trabajo.

La gran esperanza es que al mismo tiempo que este año nuestros politicos nos ha ofrecido muchas dudas aunque les hayamos concedido una nueva oportunidad que deben aprovechar, hemos puesto fe en nuestros cientificos, en sus descubrimientos casi diarios, en los grandes avances para la calidad de vida, en la progresión acelerada del conocimiento, en las personas generosas, en el crecimiento de los paises pobres, el la lucha contra el hambre y la enfermedad.

El año 2017 puede ser un gran año si los estados son capaces de ver que cada vez se produce más con menos esfuerzo, con menos horas trabajadas, y que la riqueza repartida a través del trabajo tiene sus dias contados, que si un país crece, la renta de sus habitantes debe crecer tambien aunque trabajen menos, y que esta tarea debe ser el Pacto de Toledo del mundo entero, el fin de la competencia desleal.

En cualquier caso, pese a ilusiones y desilusiones, éxitos y frustaciones, aunque el mundo sea ya mejor que nunca fue, quiero brindar por lo mismo que se brindaba de los años sesenta del pasado siglo, por el fin de las guerras y especialmente del terrorismo, porque las armas sean algún dia un instrumento innecesario para tratar de conseguir objetivos, y porque el ser humano este por encima de cualquier otro bien. Ya falta menos.

Un año más hacia un futuro mejor lleno de sorpresas y retos a superar juntos
Comentarios