Annie Leibovitz, la reina de la fotografía, premio Príncipe de Asturias de comunicación

John Lennon y Yoko Ono, una de las imágenes más conocidas de esta fotógrafa estadounidense.
John Lennon y Yoko Ono, una de las imágenes más conocidas de esta fotógrafa estadounidense.
Hace un año le encargaron el retrato oficial de la reina Isabel II de Gran Bretaña en su aniversario. Lo que antes hacían los pintores en la corte británica se le encargó a una retratista fotógrafa.
Annie Leibovitz, la reina de la fotografía, premio Príncipe de Asturias de comunicación

Hoy es un día de alegría y satisfacción para los que nos dedicamos a la fotografía. Annie Leibovitz (Connecicut, Estados Unidos, 1949), la reina de la fotografía, ha sido galardonada con el premio Príncipe de Asturias de comunicación y humanidades.

Un premio de ese alcance y prestigio dedicado por segunda vez a alguien del mundo de la fotografía -el primero fue Sebastiao Salgado- implica un reconocimiento del medio muy importante.

Además se ha premiado a una fotógrafa que viene del fotoperiodismo. Comenzó en la revista Rolling Stone cubriendo los conciertos y luego dio el salto a Vanity Fair donde publicó sus mejores retratos y llegó a ser un referente.

Una fotógrafa que así se define y que no huye del término como muchos “artistas que usan la fotografía” como ahora se llaman para no contaminarse de fotógrafos.

Esta reinvidicación de la fotógrafia y su capacidad de comunicación honra al jurado del Premio, además presidido por el presidente de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha. Un hombre de las letras premiando a la imagen es todo un símbolo.

Annie se caracteriza por ser una gran retratista, domina la luz y las puestas en escena. Utiliza el blanco y negro o el color, según lo que quiera contar, sin ataduras. Son conocidas sus fotos de John Lennon y Yoko Ono desnudos o de Demi Moore luciendo su hermosa barriga de embarazada tal cual. O la imagen de Bruce saltando sobre una bandera americana. Y, en general, fotos de casi todos los grandes artistas de Hollywood.

Hace un año le encargaron el retrato oficial de la reina Isabel II de Gran Bretaña en su aniversario. Todo un cambio en la conservadora corte británica: lo que antes hacían los pintores se le encarga a una retratista fotógrafa, que además de homosexual, es demócrata y judía. Fue compañera de la novelista y teórica de la fotografía Susan Sontag hasta su muerte.

Solo hay que lamentar que compitiera con la agencia Magnum y reconocer que esta agencia es una asignatura pendiente para el premio Príncipe de Asturias, donde ya fue finalista en otras ediciones.

Annie Leibovitz, la reina de la fotografía, premio Príncipe de Asturias de comunicación
Comentarios