Buscar

MUNDIARIO

Los animales marinos que son casi invisibles

La capacidad de estos animales para controlar la luz los vuelve casi invisibles.

Los animales marinos que son casi invisibles
Deepsea pelagic octopod / Solvin Zankl- Naturepl.com
Deepsea pelagic octopod / Solvin Zankl- Naturepl.com

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Todos hemos oído hablar de calamar y pulpo usando pigmentos para mezclarse con su entorno, pero ¿qué hay de volverse invisible? No es fácil, en primera instancia, para ser invisible, necesitas ser transparente y permitir que la luz viaje a través de ti sin obstáculos, o poner suficiente luz a tu alrededor, de modo que nada se vea reflejado ante los ojos de un observador. Es una tarea complicada, pero algunos animales casi lo logran.

En el océano, los animales tienen dos opciones si quieren esconderse: las criaturas que viven en el océano profundo, cerca del lecho marino, pueden mezclarse con la arena y las rocas, o, en su defecto, esconderse en el coral. El océano profundo, es negro y los depredadores carecen de ojos, por lo que ser invisible no es necesario.

Los animales que viven cerca de la superficie y quieren esconderse pueden producir deslumbrantes despliegues de luz en un proceso conocido como bioluminiscencia, confundiendo a los depredadores de abajo que creen estar mirando el sol que golpea la superficie del agua. Sin embargo, los animales que viven en agua estancada no tienen ninguna de estas opciones. Esta región es conocida como la zona pelágica, y también es donde viven la mayoría de los animales invisibles.

Pulpo de vidrio

Deepsea pelagic octopod (Vitreledonella richardi) (Credit: Solvin Zankl/naturepl.com)

Pulpo de vidrio. / Solvin Zankl- Naturepl.com.

 

Uno de esos animales es el pulpo de vidrio (Vitreledonella richardi) se llama así porque es casi transparente para los depredadores, a excepción de su sistema digestivo, nervios ópticos y ojos. La criatura gelatinosa puede crecer hasta 45 cm si incluye los tentáculos. Vive a 300-1000 m por debajo de la superficie en aguas tropicales y subtropicales en todo el mundo.

¿Cuál es el punto de hacer que todo tu cuerpo sea transparente, si los ojos y las tripas siguen siendo visibles? Pues, los ojos necesitan absorber la luz para funcionar, por lo que no es posible que sean transparentes y a las tripas las traiciona su contenido, por lo tanto, a menos que un animal se alimente con material transparente, serán visibles.

El pulpo de cristal no es el único animal transparente que presenta una forma ingeniosa de disfrazar sus ojos. Muchos moluscos transparentes camuflan sus ojos con espejos, ya que los espejos en el océano abierto reflejan solo más océano y por eso son invisibles.

Cranchiidae o calamar de vidrio

Squid (Cranchia scabra) (Credit: Solvin Zankl/naturepl.com)

Calamar de vidrio / Solvin Zankl- Naturepl.com

 

La familia de los calamares de vidrio, de los cuales hay unas 60 especies, se ven casi por completo. Viven en la región pelágica de los océanos de todo el mundo, entre 200 y 1000 metros por debajo del nivel del mar.

Aunque sus cuerpos son completamente transparentes, sus grandes ojos son opacos, lo cual es un problema ya que los depredadores que nadan debajo pueden ver fácilmente la sombra que proyectan. Sin embargo, es tipo de calamar, usa una forma inteligente de camuflaje para esconderlos. Utiliza fotóforos, órganos debajo de sus ojos, para producir luz en un truco llamado contra iluminación. Esta luz se ve muy similar a la luz del sol que se filtra desde arriba, por lo que hace que el calamar sea completamente invisible para los depredadores que nada debajo de él.

Gusano de mar profundo Tomopteris

Planktonic Polychaete Annelid Worm (Credit: Visuals Unlimited/naturepl.com)

Gusano de mar profundo / Visuals Unlimited- Naturepl.com

 

Este género de gusanos, es casi transparente, lo que los hace muy difíciles de ver para los depredadores. Paradójicamente, al menos 11 especies en el grupo de gusanos también pueden emitir colores luminosos brillantes. La mayoría de los gusanos Tomopteris brillan de color azul, pero una especie, Tomopteris nisseni puede producir luz amarilla y es una de las pocas criaturas de ese tipo en el planeta que lo hacen.

Salpicado de mar

Deepsea solitary salp (Iasis zonaria) (Credit: David Shale/naturepl.com)

Salp / David Shale-Naturepl.com

Una Salp es una criatura en forma de barril completamente transparente que nada y se alimenta al mismo tiempo bombeando agua a través de su cuerpo gelatinoso. Aunque se parecen un poco a las medusas, en realidad son más sofisticadas y están estrechamente relacionadas con los peces y los vertebrados: tienen corazón y branquias y pueden reproducirse sexualmente.

Hyperiids

Hyperiid amphipod (Hyperia sp) (Credit: David Shale/naturepl.com)

Hyperiid- / David Shale- Naturepl.com

 

A veces ser transparente no es suficiente, y los organismos necesitan otros trucos bajo la manga para permanecer invisibles. Este es sin duda el caso del Hyperiid, un pequeño crustáceo que se parece a un camarón. Pueden esconderse de los depredadores al ser transparentes. Sin embargo, eso no los lleva tan lejos. Un pedazo de vidrio también es transparente, pero aún puedes verlo si haces brillar una luz sobre él, ya que la luz se refleja hacia atrás. Este es un problema particular en el océano porque muchos depredadores usan la bioluminiscencia como un reflector cuando cazan presas.

Un estudio reciente sugiere que hay más en la capacidad de ocultación del hyperiid que la simple transparencia. Resulta que están utilizando un tipo de nanotecnología para interferir y doblegar la luz, enmascararse y casi volverlos invisibles.

Zafiros marinos

Marine planktonic Copepod (Sapphirina sp.) (Credit: Solvin Zankl/naturepl.com)

Zafiros Marinos /Solvin Zankl- Naturepl.com

Los zafiros marinos (Sapphirina) son criaturas de tamaño de hormiga que viven en mares tropicales y subtropicales cálidos. Pertenecen a un grupo de crustáceos llamados copépodos. Diferentes especies emiten una gama de brillantes colores iridiscentes, desde vivos azules hasta rojos y dorados.

Lo que es notable de ellos es que en un segundo pueden brillar intensamente y al siguiente parecen casi desaparecer y la forma en que lo hacen es fascinante. Su piel o células de la cutícula contienen diminutas placas de cristal dispuestas en un patrón de panal de abejas hexagonal. Los cristales contienen guanina, una de las cuatro bases que componen el ADN. Las capas de cristal están separadas entre sí por un líquido similar a una sopa llamado citosol.@mundiario