El Ángeles Alvariño abandona la búsqueda “imposible” de Anna y Tomás Gimeno

Tomás Gimeno y sus dos hijas. / RR SS.
Tomás Gimeno y sus dos hijas. / RR SS.
El buque oceanográfico cesa las tareas de búsqueda al considerar que es “imposible” hallar más restos en el fondo del mar.
El Ángeles Alvariño abandona la búsqueda “imposible” de Anna y Tomás Gimeno

La búsqueda de los cuerpos de la pequeña Anna y Tomás Gimeno termina. El buque oceanográfico Ángeles Alvariño ha abandonado este miércoles las tareas de rastreo en aguas canarias al considerar que es “imposible” hallar más restos en el fondo del mar. El barco, que encontró el cadáver de Olivia, la mayor de las hermanas desaparecidas en Tenerife, el pasado 10 de junio, ha zarpado este miércoles desde el puerto de Santa Cruz rumbo a Cádiz.

El juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Tenerife, que instruye el presunto doble asesinato de las hijas de Beatriz Zimmermann a manos de su padre, ha concluido que es “completamente inabordable” la exploración en la zona en donde podrían localizarse nuevos resultados.

Hasta el momento, la búsqueda había estado centrada en dos zonas clave: donde se registró la última señal del móvil de Gimeno (a unos 20 kilómetros de donde apareció el cuerpo de Olivia); y el punto donde el hombre detuvo los motores de su embarcación al lanzarse al mar por segunda vez, luego de asesinar a las niñas. 

Los expertos han explicado que estos son los sitios “más probables” donde Tomás podría haberse arrojado al mar, por lo que se había fijado una nueva área de búsqueda de unos 500 metros. El radio de búsqueda se amplió posteriormente en dos ocasiones, sin éxito.

"No se puede asegurar que un cuerpo lastrado con un cinturón de buceo no se desplazaría rodando pudiendo llegar a un lugar no determinado y, por tanto, fuera de la capacidad de búsqueda de que disponemos", expone un informe firmado por el jefe de operaciones del buque, en el que se menciona que las corrientes submarinas han dificultado el rastreo. 


Quizás también te interese: 

Anna y Olivia: Tomás Gimeno mató a sus hijas para provocar un dolor inhumano a su exmujer


 

El documento remitido a la juez del caso subraya que además del "altísimo riesgo" de pérdida del robot submarino  (cuyo coste supera el millón de euros), “la orografía hacía que la búsqueda fuera bastante menos eficaz" debido a que "la cantidad de grietas y barrancos y la profundidad de los mismos, en ocasiones de centenares de metros, no nos permiten asegurar en absoluto que en las zonas ya miradas no esté el cuerpo de Tomás o algún otro objeto procedente de la embarcación". @mundiario


  
 

El Ángeles Alvariño abandona la búsqueda “imposible” de Anna y Tomás Gimeno
Comentarios