Análisis del acoso escolar: bullying, el 'efecto Lucifer' de nuestros días

Campaña contra el bullying
Campaña contra el bullying

El acoso escolar evolucionó a lo largo de los años, debido a que logró modificar la personalidad de sus víctimas convirtiéndolas en verdaderos asesinos de sus propios verdugos.

Análisis del acoso escolar: bullying, el 'efecto Lucifer' de nuestros días

El “bullying” o acoso escolar ha evolucionado a lo largo de los años, principalmente debido a que ha logrado modificar la personalidad de sus víctimas convirtiéndolas en verdaderos asesinos de sus propios verdugos. Este fenómeno es conocido como “Efecto Lucifer”, en el cual una persona con características de personalidad buenas, sociales y empáticas, se transforma en una persona totalmente opuesta. Esto hace que nos preguntemos: ¿hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar bajo determinadas circunstancias?

Antes de nada debemos recordar el experimento llevado a cabo por el psicólogo Philip Zimbardo en 1971 junto con la colaboración de su equipo de investigadores sobre la deshumanización de las personas, en la Universidad de Stanford (EE UU).

Seleccionaron 24 jóvenes de raza blanca, clase media y con buena salud física y psicológica. Luego, se dividieron aleatoriamente en dos grupos, los “guardias” y los “prisioneros”. Para lograr un mayor realismo se simuló una prisión en el sótano del departamento de psicología en la Universidad de Stanford, siendo supervisada toda su construcción por algunos consultores expertos en dicha materia. Transcurridos unos pocos días desde el inicio del experimento, Zimbardo decidió finalizarlo por dos razones. La primera, habían descubierto en las cintas de vídeo que los guardias habían intensificado las vejaciones a los reclusos durante la noche cuando pensaban que los investigadores no miraban y el experimento estaba “parado”. La segunda razón fue Christina Maslach, una doctorada de Stanford que había sido contratada para entrevistar a los guardas y reclusos, quien protestó enérgicamente cuando vio el trato que se les estaba dando a los voluntarios de la investigación. Por esto, en tan solo 6 días la investigación prevista para dos semanas, fue cancelada.

Este experimento es solamente una pequeña muestra de hasta dónde puede llegar a cambiar el comportamiento de una persona al verse sometida a una situación específica, privada o dotada de poder y libertad. Las razones exactas de por qué una persona totalmente íntegra puede llevar a cabo los mayores actos de crueldad imaginables son las siguientes:

  • > En primer lugar, el poder social. El poder social es la capacidad de controlar, modificar o influir en el comportamiento de otra persona, hacer que el otro haga lo que yo quiero, cuando lo quiero y como lo quiero. Es un poder que surge cuando las personas se reúnen, cuando forman un grupo o sociedad particular, y desaparece cuando se dispersan o el grupo o sociedad se desintegra.
  • > En segundo lugar, el lado oscuro. Zimbardo afirma que los niños no nacen malos ni buenos, sino con plantillas o esquemas mentales para hacer cosas tanto buena como malas. La causa de que desarrollen más unos que otros es la influencia del entorno, de los contextos de comportamiento en los que viven, juegan y trabajan.
  • En tercero y último lugar, el llamado “círculo mágico”. El círculo mágico son las normas que establecen los niños dentro de su grupo de iguales. Por esto, los niños buenos pueden empezar a hacer cosas malas para lograr ser aceptados dentro del grupo.

Estas razones hacen que reflexionemos sobre las situaciones que viven nuestros hijos, el ambiente en el que son criados y las nuevas amistades que surgen durante su crecimiento. En la actualidad a medida que han pasado los años y ha evolucionado la sociedad, las circunstancias han ido modulando este tipo de violencia encubierta o “efecto Lucifer”. Ha llegado a aparecer  en niños y adolescentes, en todos los países del mundo, pero principalmente en el continente americano. El “efecto Lucifer” en los adolescentes americanos ha desencadenado en comportamientos de malos tratos a sus familiares, a animales, hacia su comunidad, posesión de armas y en última instancia, se ha dirigido hacia el asesinato de sus compañeros de clase y profesional docente de sus colegios o universidades. La causa común del “efecto Lucifer” y las masacres que han llegado a ocasionar estos adolescentes han sido debidas al fenómeno conocido como “bullying”.

El bullying o acoso escolar es el maltrato físico o psicológico que sufre un niño/a por parte de otro u otros niños/as. Este tipo de maltrato es deliberado y constante implicando el continuo abuso hacia la víctima de burlas o agresiones pudiendo provocar la exclusión social de la víctima en su entorno. Las razones por las que se lleva a cabo son parecidas a las del “efecto Lucifer”:

  • > Poder social. Destacar entre los compañeros, conseguir ser el líder a pesar de degradar a otro compañero.
  • > Situación familiar. El acosador normalmente procede de una familia sin recursos o con violencia interna.
  • > El “círculo de poder”. Para ser aceptado dentro de un grupo de iguales debes respetar las normas y seguir con las que tienen establecidas.

Este fenómeno social ha ido aumentado año tras año sin encontrar ningún impedimento social para seguir su crecimiento o un sistema educativo adecuado para poder prevenirlo y evitarlo. Ejemplos de estos abusos escolares han desencadenado en masacres por parte de los adolescentes vejados de múltiples maneras, desde las palabras, los abucheos, los empujones, hasta las patadas, o incluso el apedreamiento por parte de sus compañeros. En silencio estos niños convertidos en adolescentes han tenido que ir creciendo rodeados de odio y resignación, sin contar con apoyos externos y sintiéndose impotentes por no poder cambiar su situación hasta que la misma les ha llevado a causar el mal.

A continuación expongo algunas de las peores masacres cometidas por estudiantes víctimas de bullying:

  • > Día 28 de septiembre de 2004, la masacre de Patagones, Buenos Aires (Argentina). Rafael Júnior S., de 15 años entró a su aula de la escuela Islas Malvinas en Carmen de Patagones, provincia de Buenos Aires, y apuntó a sus compañeros con una pistola Browning 9 milímetros. El saldo de la tragedia escolar fue de tres muertos y cinco heridos, dos de ellos de gravedad. Todo ocurrió en menos de dos minutos.
  • > Día 16 de abril de 2007, la masacre de Virginia Tech (EE.UU).  A las  7:15h Cho Seung-Hui, estudiante surcoreano de 23 años, inició el peor ataque a una universidad en la historia de los Estados Unidos. En el incidente murieron 33 personas incluyendo al único autor que inició el tiroteo y 29 personas resultaron heridas. El autor de la masacre fue identificado por las autoridades como Cho Seung-Hui (23), un estudiante surcoreano de literatura inglesa, criado en Virginia y residente en la universidad.
  • > Día 7 de abril de 2011, la masacre de Realengo, Río de Janeiro (Brasil). A las 8:15 de la mañana Wellington Menezes de 23 años se presentó en el Colegio Tasso da Silveira en Realengo. Una vez franqueado el acceso al centro comenzó a disparar a quemarropa e indiscriminadamente con dos revólveres hasta ser abatido por la policía y dispararse en la cabeza. El resultado de la tragedia fue de trece muertos, con edades comprendidas entre los 12 y 14 años, y varios heridos.
  • > Día 27 de febrero de 2012, la masacre de la Escuela Secundaria de Chardon, Ohio (EE.UU). A las 7:30 de la mañana Thomas Lane inició un tiroteo en la escuela secundaria de Chardon. Mientras los jóvenes desayunaban en la cafetería se puso de pie y empezó a disparar sin mediar palabras contra los estudiantes sembrando el caos. Utilizó una pistola Ruger calibre .22 que le robó a su tío, saldándose una tragedia de 3 muertos y 2 heridos.
  • > Día 3 de abril de 2012, universidad de Oakland, California, (EE.UU). One Goh estudiante de 43 años irrumpió en la universidad tomando como rehén a una recepcionista y regresando a un aula. Allí puso a sus víctimas en fila contra la pared y les disparó una por una con una pistola semiautómatica. El resultado fue siete víctimas y tres heridas, fuera de peligro. El estudiante adulto también había sufrido acoso escolar.

Afortunadamente no ha habido casos recientemente, pero esto no logra que disminuya el temor de que en un momento u otro el problema volverá a irrumpir en nuestros colegios o universidades haciéndose latente que es necesario instaurar un sistema educativo diferente regulado por normas sociales de convivencia y cooperación. A día de hoy, existen múltiples programas preventivos de conductas de acoso y convivencia en centros escolares, solamente es necesario el paso definitivo para poder instaurarlos en nuestros sistemas de enseñanza públicos y privados. En definitiva, lo que han dejado claro las investigaciones sobre el tema de “bullying” o acoso escolar, es que el ambiente en el que vives y las circunstancias por las que atraviesas sí te convierten en una persona diferente. Esto nos hace pensar en la educación que reciben nuestros hijos, si reciben realmente la educación que nosotros consideramos adecuada o si tiene que evolucionar y cambiar así como lo ha hecho la sociedad generación tras generación. No debemos obviar que las circunstancias, los ambientes y las experiencias que atraviesan hoy en día, la educación que están recibiendo, influirá en su futuro más cercano, en su conducta y forma de enfrentarse ante esas situaciones y ante otras nuevas.

Análisis del acoso escolar: bullying, el 'efecto Lucifer' de nuestros días
Comentarios