Los amores platónicos están ahí con solo una finalidad: la de joder, únicamente

Amor platónico de los quince
Amor platónico de los quince...

Él es la persona que ahí estará, por los siglos de los siglos, para hacer temblar vuestro imperio, por muy buenos cimentos que tenga. He visto romper a los amantes de Teruel de este siglo...

Los amores platónicos están ahí con solo una finalidad: la de joder, únicamente

Él es la persona que ahí estará, por los siglos de los siglos, para hacer temblar vuestro imperio, por muy buenos cimentos que tenga. He visto romper a los amantes de Teruel de este siglo porque ella había estado con su amor platónico unos días antes.

 

Cada una de las chicas de este universo tiene algo especial, algo que la caracteriza y diferencia de las demás, pero también hay algo que tenemos todas en común, aparte de lo anatómicamente impepinable: el amor platónico de la adolescencia.

Ese amor que puede haber formado parte de tu vida pasada o no. Quizá solo era ese chico dos años mayor al que te quedabas mirando durante horas sin que él te hiciera el más mínimo caso. Éramos capaces de pasarnos una mañana entera viendo cómo daba patadas a un balón como si ante nosotras estuviera el mismísimo Beckham. Y sin parpadear.

Por si no os habíais dado cuenta, el título de amor platónico es personal, intransferible y sin caducidad. Ese chico es la única persona que os puede hacer sonrojar como si tuvieras quince solo con guiñarte un ojo al cruzaros por la calle, y lo sabéis.

Él es la persona que ahí estará, por los siglos de los siglos, para hacer temblar vuestro imperio, por muy buenos cimentos que tenga. He visto romper a los amantes de Teruel de este siglo porque ella había estado con su amor platónico unos días antes.

También os advierto de que siempre -y cuando digo siempre es siempre - son amores imposibles. Están ahí, como en un puesto de funcionario inquebrantable, para joder. Perdonadme la palabra, pero así es.

Puedes totalmente enamorada de la mejor persona del mundo, que si mantienes una conversación con esa persona y te agarra la mano, ya está. Ya han salido grietas en tu amor. Y tu subconsciente lleno de espinas te empezará a traicionar, llamarás Jaime a tu Mateo y comenzarás soñar con él, aunque no quieras. Normalmente una se resiste a creerlo, parece increíble, una persona con la que has perdido totalmente el contacto hace que te tiemblen las rodillas.

Esa que, también, en momentos de bajón, te condena a hacer el ridículo. A que se te quede cara de icono de WhatsApp con corazones en los ojos al escuchar ese grupo ochentero que tanto le gustaba, que quizá ahora ya no escuche, pero eso te da igual.

Como dice ese grupo, Hombres G, chicas, “somos un par de imanes que nunca se unirán”. ¿Y por qué no?, pensaréis. Porque si no, no tendríamos amores platónicos, todo ese sentimiento quinceañero moriría y la vida sería aburrida.

Son cosas que hay que ir asumiendo. @reipardorguez

 

Los amores platónicos están ahí con solo una finalidad: la de joder, únicamente
Comentarios