Buscar

MUNDIARIO

Almagro es un espacio de encuentro entre estudiantes y un Siglo de Oro

Desde hace décadas, Almagro, en Ciudad Real, lleva siendo un espacio de encuentro entre estudiantes y los clásicos del Siglo de Oro.

Almagro es un espacio de encuentro entre estudiantes y un Siglo de Oro
Alumnos del IES. Tháder./ MGP
Alumnos del IES. Tháder./ MGP

Firma

Manuel García Pérez

Manuel García Pérez

El autor, MANUEL GARCÍA PÉREZ, es doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Murcia y licenciado en Antropología por la UNED. Premio Nacional Fin de Carrera, fue coordinador del área de Sociedad y Cultura de MUNDIARIO, donde actualmente es columnista y crítico literario. Docente, investigador y escritor de narrativa juvenil, su última obra es el poemario Luz de los escombros. @mundiario

Desde hace varios años, son muchos los centros docentes, como el IES. Tháder, de Orihuela, en Alicante, que organizan actividades extraescolares relacionadas con el teatro del Siglo de Oro, tomando a Almagro  y a Segóbriga como lugares emblemáticos para articular esta clase de enseñanza fuera del aula.

El pasado 18 de abril, nuestros alumnos disfrutaron del teatro clásico grecolatino en Segóbriga, donde se dieron cita muchos más centros de España para asistir a la representación de la comedia Asinaria, de Apuleyo, y de la tragedia Andrómaca, de Eurípides,dentro de las jornadas de Festival Juvenil de Teatro Grecolatino, de Segóbriga. La representación al aire libre, en el teatro romano, un marco excepcional de gran valor cultural, nos permitió empatizar con nuestros ancestros en ese diálogo entre vivos y muertos a merced siempre de la literatura como vínculo. Asimismo, al día siguiente, en Almagro, asistimos a la representación de la obra de Lope de Vega, La discreta enamorada, en el corral de comedias. 

Lo que caracteriza a esta clase de actividades no es solo la suerte de poder disfrutar del espacio cultural en el que se recrea, sino también la intencionalidad pedagógica de la organización y ejecución de las diferentes obras.

Lo lúdico y lo instructivo se entrelazan para lograr que los clásicos adquieran un carácter de actualidad al que nuestros alumnos no están acostumbrados cuando se pretende enseñar literatura dentro de las aulas.

El trabajo pedagógico, que la Compañía Teatral del Corral de Comedias de Almagro lleva haciendo estas últimas décadas con cientos y cientos de alumnos, es más que relevante, pues consigue que la percepción de los clásicos castellanos, al igual que Segóbriga con los autores griegos, no sea tan distante, sino todo lo contrario; una manera de descubrir que estas obras siguen construyendo, desde el pasado, nuestra identidad cultural inspirada en valores filosóficos y morales que ponen de relieve nuestras bondades y nuestras miserias.