Las algas rojas tiñen de rosa la nieve polar y aceleran el deshielo

Nieve rosa a causa de las algas rojas. RR SS.
Nieve rosa a causa de las algas rojas. / RR SS.

Una comunidad de algas está tiñendo el casquete de glaciares del mundo, pero esto no es lo peor, porque están ayudando a que se derritan a mayor velocidad.

Las algas rojas tiñen de rosa la nieve polar y aceleran el deshielo

Aunque la proliferación de las algas no es mala, resulta que su extensión por Groenlandia está causando problemas. Una comunidad de algas rojas está tiñendo de rosa algunas parte del casquete glaciar de la zona, lo que ha contribuido a se acelere el derretimiento de una de las masas de agua congelada más grandes de todo el mundo. El fenómeno es algo que solo sucede en el Ártico, “se trata de un fenómeno mundial”, dice Alexandre Anesio, biogeoquímico de la Universidad de Bristol, para National Geographic.

Solo necesitan las condiciones adecuadas para formar proliferaciones visibles y aumentar el derretimiento de la nieve y el hielo, que como mínimo serían nutrientes básicos y deshielo”, expresa el experto. “A medida que el clima se hace más cálido, la disponibilidad de agua líquida aumenta, potenciando el crecimiento de algas de nieve y hielo”. Anesio señala que le problema también está afectando a los glaciares en la Ántartida, los alpinos y del Himalaya.

Varios expertos alrededor del mundo se han encargado de señalar que las causas del deshielo no es únicamente el aumento de las temperaturas, por esto, han notado la incidencia del oscurecimiento que provocan las grandes comunidades de algas que se extienden por el hielo de Groenlandia durante los veranos.

Estas algas poseen un sistema que las lleva a producir unas moléculas que las protegen del sol. Durante el verano, en el Ártico el sol se posiciona por encima del horizonte durante las 24 horas del día, lo que hace que la superficie se oscurezca. Según los científicos, las superficies oscuras hacen que el albedo de las algas se vaya reduciendo, lo que hace que la alga absorba mucha más luz y derrita el agua congelada. A medida que las algas van extendiéndose por todo el casquete, el efecto se multiplica y el deshielo es mucho mayor. Un estudio ha demostrado que la proliferación de las algas aumenta hasta el 13% el deshielo en una sola estación del año.

Lo que sucede con el glaciar de Groenlandia es peligroso porque se trata del casquete más grande del hemisferio norte. Durante cada año pierde 270.000 millones de toneladas de hielo a medida que la Tierra continua calentándose, lo que suma varios litros de agua al nivel del mar a nivel mundial. El deshielo avanza año tras año, en caso de que se derrita toda la capa de hielo de la zona, es probable que el nivel del mar alcance los seis metros. Si el deshielo continúa a esa velocidad, los efectos irán sintiéndose en lugares costeros como Nueva York o Shanghái, pero también en lugares de poca altitud como Indonesia. @mundiario

Las algas rojas tiñen de rosa la nieve polar y aceleran el deshielo
Comentarios