Alerta en España: proliferan los grupos masivos de menores en Whatsapp con contenido sexual y violento

Whatsapp. / Abc.es
Whatsapp. / Abc.es

En la mayoría de los casos los creadores son alumnos varones de los centros escolares que, entre otras imágenes de gran impacto como ejecuciones, se mandan ‘stickers’ de violaciones.

Alerta en España: proliferan los grupos masivos de menores en Whatsapp con contenido sexual y violento

En las últimas semanas, diversas familias en País Vasco, Cantabria, Madrid y Barcelona han denunciado la presencia de sus hijos en chats masivos de Whatsapp donde circulan contenidos extremadamente preocupantes. Adolescentes, en su mayoría de los primeros cursos de la ESO, comparten imágenes de violencia y pornografía infantil, incluyendo asesinatos, ejecuciones y mensajes con actitudes machistas, racistas y homófobas.

Estos grupos, efímeros y mayoritariamente conformados por varones, son creados por menores que van invitando a otros compañeros, muchos de la misma escuela. La policía revela que han estado recibiendo denuncias de este tipo de grupos desde los primeros días de Whatsapp, pero la alarma se ha intensificado en los últimos años debido al aumento en el número de participantes permitidos en cada conversación, alcanzando un millar hace un año.

Eduardo Casas, subinspector de la Unidad Central de Ciberdelincuencia, afirma que estos grupos se crean con el propósito de impactar y llamar la atención. Además de contenido violento y pornográfico, también se comparten publicaciones relacionadas con la anorexia y la bulimia. Las investigaciones policiales no identifican la presencia de groomers [adultos que se hacen pasar por niños en internet con fines sexuales] en estos grupos, pero sí destacan la participación ocasional de adultos invitados por los propios menores.

La investigadora Soraya Calvo, experta en identidades digitales y sexualidad adolescente, explica que el interés de los adolescentes por compartir estos contenidos violentos puede atribuirse a la búsqueda de atención y a la influencia de los contenidos virales en las redes sociales, donde lo violento se ha vuelto sinónimo de éxito social.

Discursos misóginos y antifeministas

Los casos denunciados en San Sebastián revelan mensajes inapropiados, insultantes, sexistas y vejatorios en grupos con nombres como "A meter gente hasta que nos hagamos famosos" y "A meter gente hasta llegar al millón". La policía advierte que la participación en estos grupos puede llevar a la insensibilización y, en algunos casos, a la comisión de delitos, como el tráfico de pornografía infantil.

La insensibilización se agrava con el consumo de contenidos violentos, como señala Irati Esnal, neuropsicóloga colaboradora de la Asociación Konexio-Ona. Advierte que la violencia sexual en imágenes pornográficas contribuye a normalizarla, disminuyendo la capacidad empática de los jóvenes frente al sufrimiento ajeno.

En este contexto, el Centro Reina Sofía de Fad Juventud destaca la presencia de discursos misóginos y antifeministas en la manosfera, comunidades en línea que cultivan actitudes agresivas hacia las mujeres. Expertos llaman a la atención sobre tendencias preocupantes y la necesidad de una mayor supervisión y educación en el uso responsable de las nuevas tecnologías por parte de los padres y educadores. @mundiario

Comentarios