Alemania se blinda cerrando bares, restaurantes, teatros y cines, pero deja abiertas las escuelas

Una calle de Alemania. / Pixabay
Una calle de Alemania. / Pixabay

Como se hizo durante la primera ola de la pandemia, los restaurantes podrán solo vender comida para llevar, que los clientes deberán recoger en la puerta.

Alemania se blinda cerrando bares, restaurantes, teatros y cines, pero deja abiertas las escuelas

Alemania toma medidas drásticas para contener el avance del coronavirus. La canciller Angela Merkel y los presidentes de los 16 länder (estados federados), acordaron un cierre parcial de la vida pública durante todo el mes de noviembre.

“Son medidas duras y son para todo el país; nos encontramos en una fase de crecimiento exponencial de las infecciones, y debemos actuar para evitar una grave emergencia sanitaria nacional”, ha comunicado la canciller Merkel.


Quizá te pueda interesar

La segunda ola del coronavirus presiona el sistema hospitalario de Europa

Francia inicia un segundo confinamiento nacional tras el desborde de la segunda ola


De esta manera, a partir del próximo lunes 2 de noviembre se cerrarán bares, cafeterías y restaurantes. Asimismo cierran los teatros, salas de conciertos, cines y gimnasios. Como se hizo durante la primera ola de la pandemia, los restaurantes podrán solo vender comida para llevar, que los clientes deberán recoger en la puerta. Por otra parte, los hoteles no podrán aceptar pernoctaciones turísticas, solo aquellas estrictamente necesarias por trabajo o causa grave.

El eje central de las medidas es evitar los desplazamientos dentro de Alemania. En ese orden de ideas, las autoridades piden a las empresas que, en la medida de lo posible, se organicen para que sus empleados teletrabajen desde sus casas. Ahora, cada ciudadano podrá salir a la calle solo en compañía de personas con las que convive bajo el mismo techo y con personas de otro hogar, es decir, podrán juntarse miembros de un máximo de dos hogares.

El máximo de personas juntas será de diez. Las reuniones y fiestas tanto públicas como privadas –o sea, en casa- quedan vetadas. Sin embargo, una de las grandes prioridades del Gobierno federal y de los Ejecutivos regionales es, mantener abiertas las escuelas y las guarderías.

Igualmente las tiendas y los grandes almacenes seguirán abiertos, con rígidas medidas de higiene y control de distancia interpersonal, y solo se permitirá un cliente por cada 10 metros cuadrados.

De acuerdo con el Instituto Robert Koch (RKI), organismo de virología de referencia federal, este miércoles se registraron 14.964 nuevos contagios confirmados en las 24 horas precedentes, y 85 fallecimientos por o con Covid-19. Claro está, son cifras inferiores a las que castigan ahora mismo a España, Italia o Francia, pero que indican de que también en este país los rebrotes proliferan.

Al mismo tiempo, la canciller ha alertado de que el sistema sanitario podría alcanzar pronto sus límites si las infecciones continúan a este ritmo. “No sabemos el origen del 75% de los contagios”, ha añadido Merkel. Dentro de dos semanas, Gobierno y länder se reunirán de nuevo para evaluar cómo funciona este primer cierre parcial. @mundiario

Alemania se blinda cerrando bares, restaurantes, teatros y cines, pero deja abiertas las escuelas
Comentarios