Alemania abre la puerta a la compra de vacunas al margen de la Unión Europea

Vacuna rusa llegando a Argentina. Twitter.
Vacuna rusa llegando a Argentina. / Twitter.
El ministro de Sanidad alemán ha confirmado que el país estudia negociar un contrato bilateral con el fabricante de la vacuna rusa Sputnik V.
Alemania abre la puerta a la compra de vacunas al margen de la Unión Europea

El dictamen de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) sobre el vínculo de la vacuna de AstraZeneca y los trombos ha agitado la campaña de inmunización europea. Los países comienzan a evaluar opciones, la Unión Europea da manos libres a los miembros y Alemania marca la hoja de ruta: las vacunas que no forman parte de la cartera adquirida por el Ejecutivo comunitario pueden ser la clave ante la nueva ola de contagios. 

El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn ha confirmado que el país estudia negociar un contrato bilateral con el fabricante la vacuna rusa Sputnik V. El titular de Sanidad ha explicado que su objetivo es que la Comisión Europea negocie de forma centralizada un acuerdo con Moscú para que el inoculante ruso llegue a los Veintisiete una vez que la EMA le dé su bendición, pero parece que Bruselas no ha mostrado interés en la opción.

“Por ahora no hay conversaciones entre la UE y el productor de Sputnik. Sin embargo, la Comisión y los países miembros pueden decidir todos juntos en cualquier momento ampliar la cartera actual de vacunas”, ha subrayado un portavoz comunitario.

En ese sentido, Spahn ha dejado claro que Alemania no pretende actuar como Hungría o Eslovaquia, que han autorizado la vacuna unilateralmente (ni siquiera si la UE lo sugiere), sino que plantea esperar a que la EMA la apruebe para toda Europa para adquirir las dosis rusas. 


Quizás también te interese: 

España acuerda paralizar la vacunación de los menores de 60 años con AstraZeneca


 

Bruselas afirma que no ve problema en las negociaciones por procedimientos de emergencia, pero tampoco da pistas sobre una posible negociación de la Sputnik V o la  Sinopharm (vacuna china adquirida por Hungría). “Nosotros tenemos una estrategia europea de vacunación que está basada en acuerdos con un cierto número de empresas que han sido identificadas. El hecho de que los estados miembros decidan comprar otras vacunas ya ha sucedido. Ha sido el caso de Hungría. Eso no significa el fin de la estrategia europea de vacunación”, ha afirmado el portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer.  

La EMA, la clave

El ministro alemán ha dejado claro que antes de iniciar cualquier negociación es preciso que Moscú suministre los datos necesarios a la EMA para que esta pueda aprobar la vacuna. El proceso es claro: Rusia debe especificar qué número de dosis puede entregar y en qué fecha y luego el regulador europeo tendrá que pronunciarse sobre la eficacia y seguridad del fármaco. 

El Kremlin ha asegurado que la Sputnik se ha probado en militares y empleados del Estado de forma voluntaria,  mostrando una eficacia superior al 90%. El problema es que los laboratorios rusos se han negado a remitir los datos requeridos sobre la vacuna a los países que ya han negociado su compra, tal como ha denunciado Eslovaquia. @mundiario

Alemania abre la puerta a la compra de vacunas al margen de la Unión Europea
Comentarios