Los alemanes no quieren vacunarse con la dosis de AstraZeneca

Una jeringa con una dosis de la vacuna de AstraZeneca contra la covid-19. / RR SS
Una jeringa con una dosis de la vacuna de AstraZeneca contra la covid-19. / RR SS
El país solo ha utilizado el 15% del lote enviado por la farmacéutica inglesa para inmunizar a la población. El temor a recibir la dosis es por su falta de efectividad. 
Los alemanes no quieren vacunarse con la dosis de AstraZeneca

En Alemania se ha acentuado una corriente contra AstraZeneca. La mayoría de la población no desea vacunarse contra la Covid-19 con una dosis de la farmacéutica inglesa. Los números saltan a la vista: el país tiene 85% de las inmunizaciones. En concreto, de las cerca de  1,5 millones de dosis entregadas, se han administrado poco más de 200.000. Esta panorama, sin duda, preocupa al Gobierno de Angela Merkel que le impide avanzar con el proceso de vacunación.

Ahora bien, por qué se ha dado este clima en Alemania. La razón es muy simple: las noticias sobre la presunta menor efectividad de la vacuna de AstraZeneca ha provocado que la población no asista a sus citas. Y más aún cuando Berlín decretó que los ancianos mayores de 65 años estaban prohibidos de acceder al componente. “La vacuna de AstraZeneca es segura y muy eficaz. Previene muchas infecciones y protege contra enfermedades graves”, publicó en su cuenta de Twitter el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

Según El País, en Alemania "ya varios expertos apuntan a que será necesario cambiar la estrategia de vacunación para poder usar las dosis de AstraZeneca con quienes sí quieran ser inmunizados. Los docentes, por ejemplo, podrían ser recolocados en un grupo con mayor prioridad. Es una opción que valoran las autoridades sanitarias, especialmente porque esta semana han abierto, tras dos meses sin actividad presencial, guarderías y colegios de primaria en 11 de los 16 Estados federados alemanes". 

El citado medio agrega que "algunos Estados federados ya están recomendando no administrar la vacuna a todos los empleados a la vez para evitar que se produzcan muchas bajas simultáneas. Es lo que ocurrió en el hospital Herzogin Elisabeth de Braunschweig, en Baja Sajonia, a unos 240 kilómetros al oeste de Berlín. El 11 de febrero el centro administró 88 dosis a otros tantos empleados, de los que 37 no fueron a trabajar al día siguiente por encontrarse mal", según contó el periódico local Braunschweiger Zeitung


Quizá te interese leer:

Sudáfrica decide no administrar la vacuna de AstraZeneca


Una residente del centro, Hristina Markova, relató a Der Spiegel los síntomas que sufrió: “12 horas después de vacunarme, de repente tuve escalofríos y fiebre, que por la noche llegó a 40,3”. Al día siguiente se tomó medicación para la fiebre y fue a trabajar pero a mediodía tuvo que volverse a casa. 

Como sea, las autoridades alemanas deberán idear un plan para que la población reciba la vacuna de AstraZeneca. En esa puja, sin duda, tendrá que lidiar con movimientos que promueven no vacunarse. En América Latina y Europa existe en demasiado. @mundiario

Los alemanes no quieren vacunarse con la dosis de AstraZeneca
Comentarios