La aldea digital: China y Gran Hermano (o nosotros)

181bf0e630ecdeec2703b64effbccfb8
Inside the Cupola, NASA astronaut Chris Cassidy

El sistema se basa en el control social por el aparato del partido que posee los derechos ciudadanos, diremos que los ha expropiado y en el cuál un millón de miembros del partido deciden sobre las vidas de los demás. El sistema de puntuación de buenos ciudadanos permitirá alquilar vivienda, obtener un seguro o un préstamo o aprovechar operaciones quirúrgicas eficaces en la Sanidad Pública.

La aldea digital: China y Gran Hermano (o nosotros)

Las últimas decisiones del gobierno chino aceleran las diferencias entre ciudades libres en red y Estados dominados por Elites al estilo Putin o con la variante China: de Elite que usa la I. A. para controlar las pulsiones anímicas de la sociedad. Veamos un poco de que hablamos y para ello resumiremos la dirección hacia dónde va China.

“El Gobierno chino ha empezado a poner en marcha las primeras fases de su carnet por puntos de buen ciudadano. Desde el pasado 1 de mayo, a las personas que hayan cometido o cometan actos como difundir información falsa sobre terrorismo, o causado problemas en vuelos, usado ­billetes de transporte caducados o fumado en trenes –según dos comunicados publicados el viernes en el sitio web de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma– se les prohibirá usar trenes y aviones durante un año”. (Fuente: El Confidencial)

El sistema se basa en el control social por el aparato del partido que posee los derechos ciudadanos, diremos que los ha expropiado y en el cuál un millón de miembros del partido deciden sobre las vidas de los demás. El sistema de puntuación de buenos ciudadanos permitirá alquilar vivienda, obtener un seguro o un préstamo o aprovechar operaciones quirúrgicas eficaces en la Sanidad Pública.

¿Y a los malos? Les tocará una internet lenta (no, no bromeo está en el plan), diferentes accesos al ocio y no podrán viajar a otros países con libertad.

¿Quién controlará este sistema que en 2020 estará en pleno rendimiento? La esencia del sistema recae en la I. A. quien dirigirá las 200 millones de cámaras que espían los comportamientos a-sociales; luego el control de la red y sus contenidos y ocho empresas privadas seleccionadas que comenzarán a implementar algoritmos para generar recompensas a los que estén en la parte alta del ranking. Por ejemplo si compramos en Amazon nos hacen mayores descuentos, el gigante Ali Baba podrá darnos crédito o no en función de nuestro comportamiento. Los criterios serían: si pagan sus facturas a tiempo, si cumplen con sus obligaciones financieras, características personales, sus hábitos de consumo y… las relaciones interpersonales.

Si Ud. se divorcia y la lía, ¡cuidadin!: es un ciudadano con problemas, si Ud. deja su perro abandonado, si Ud. encabeza un movimiento para oponerse a los privilegios de los funcionarios; si Ud. desea usar la red en libertad y citaremos miles de causas le llevarán al ostracismo en esta sociedad controlada por la I. A. puesta al servicio de un Estado que construye su poder en el control de los recursos y los deseos ciudadanos.

¡Vengase a una ciudad libre y digital! Le invito, luego ya no podrá salir, salvo que sume puntos en Alibaba. @mundiario

La aldea digital: China y Gran Hermano (o nosotros)
Comentarios