Buscar

MUNDIARIO

Sin agua, sin alimentos y hacinados, así explotaban a 52 inmigrantes en Andalucía

En el registro practicado en una nave industrial de Sevilla, los agentes localizaron a 30 personas hacinadas durmiendo en el suelo, con un solo aseo y sin apenas comida.
Sin agua, sin alimentos y hacinados, así explotaban a 52 inmigrantes en Andalucía
Policía Nacional. / Pixabay
Policía Nacional. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

Una banda delictiva conformada por suramericanos ha sido detenida y acusada de explotar en condiciones infrahumanas a 52 inmigrantes en Andalucía.

En ese sentido, la Policía Nacional ha detenido entre las provincias de Córdoba y Sevilla a 29 personas responsables de la explotación laboral de los extranjeros.


Quizá te pueda interesar

 Drama en la India: rescatan a una mujer encerrada durante años por su marido en un baño

¿Suicidio pactado?: Hallan los cadáveres de una pareja dentro de un coche en una gasolinera

La Policía desaloja una orgía organizada por un actor porno con 50 personas en Madrid


Los inmigrantes eran obligados a trabajar con las altas temperaturas de julio y agosto en “interminables” jornadas, sin comida ni agua. Asimismo, se informó que las víctimas llegaban a España bajo la promesa de un trabajo digno y de unas condiciones de vida prósperas, pero los miembros de la organización criminal detenidos, aprovechaban su vulnerabilidad y su situación de necesidad para someterlos a durísimas condiciones laborales.

Durante el operativo policial, los agentes comprobaron que los inmigrantes eran trasladados hasta las fincas amontonados en vehículos, duplicando el número de viajeros autorizados y utilizando incluso el maletero para el transporte.

De hecho, en el registro practicado en una nave industrial de Sevilla, los agentes localizaron a 30 personas hacinadas durmiendo en el suelo, con un solo aseo y sin apenas comida.

De la misma manera, la Policía confirmó que, en pleno verano, trabajaban en muchas ocasiones desde el mediodía hasta la puesta del sol, sin acceso ni siquiera a agua, por lo que algunos de ellos acababan sufriendo desvanecimientos, insolaciones o situaciones de deshidratación. Luego de investigar a fondo, los agentes comprobaron que se trataba de una organización formada por ciudadanos de origen suramericano, quienes, una vez captaban a los trabajadores, los movían entre algunas de sus empresas situadas en distintas localidades de las provincias de Córdoba y Sevilla para aprovecharse de ellos. @mundiario