Buscar

MUNDIARIO

Agostinho Costa: 'Considero la historia de la península ibérica la historia de mi país'

El director de la galería Vieira Portuense de Oporto es un letrado apasionado de las bellas artes que suele mirar más allá de Portugal. Le inspira Fernando Pessoa y MUNDIARIO le ha entrevistado. 

Agostinho Costa: 'Considero la historia de la península ibérica la historia de mi país'
Agostinho Costa. / Mundiario
Agostinho Costa. / Mundiario

Firma

Mary Carmen Calviño Iglesias

Mary Carmen Calviño Iglesias

La autora, MARY CARMEN CALVIÑO IGLESIAS, es colaboradora de MUNDIARIO. Como artista, ha expuesto en diversos países, donde también ha sido objeto de varios reconocimientos. Pintora natural de Lalín (Pontevedra), afincada en A Coruña, tiene su propio taller desde 1981. @mundiario

El director de la galería Vieira Portuense de Oporto es un letrado apasionado de las bellas artes que suele mirar más allá de Portugal. Le inspira Fernando Pessoa y MUNDIARIO le ha entrevistado. 

 

Le inspira Fernando Pessoa. Todo vale la pena cuando el alma no es pequeña. Agostinho Costa, director de la galería Vieira Portuense de Oporto, es un letrado apasionado de las bellas artes. Son muchas las solicitudes que recibe para exponer.

- ¿Desde cuándo funciona su galería Vieira Portuense de Oporto?

- Comenzamos en 1989 y en los 90 ya participamos en varias ferias internacionales en toda Europa y América. Con ello hemos contribuido al estudio de la historia del arte en Portugal en el siglo XX.

- ¿Y de dónde viene su vinculación al mundo del arte?

Todo comenzó cuando, en 1969, me fui a estudiar a la Universidad de Coimbra. Me llamaron de la dirección de una cooperativa académica dedicada al comercio de libros y textos para la Facultad de Derecho. Una de las dependencias tenía un taller destinado a los artistas donde se hacían serigrafías de su obras. Entonces contacté con grandes nombres de la pintura portuguesa y con las artes visuales. Empecé a visitar las galerías y, en 1984, como miembro del Club Rotario de Vila Nova de Gaia  organicé la I Exposición de Artes Plásticas de Vila Nova de Gaia, que funcionó durante varios años.

- Usted es letrado y en su galería no solo se muestran  trabajos artísticos: el tercer sábado de cada mes se celebran unas jornadas poéticas muy concurridas. Hábleme un poco de su vinculación al mundo de la cultura.

En Coimbra frecuenté la UNITAS Cooperativa desde 1969. Era un centro cultural donde pululaban reuniones sobre diversos temas. La poesía era una constante, ya que era la mejor arma contra la lucha política del antiguo régimen. En la galería tiene sentido mezclar la poesía con la pintura. Ya fue Horacio quien escribió: Ut pictura poesis, literalmente: la poesía como la pintura.

No solo organiza eventos artístico-poéticos en su galería, lo hace fuera también, no solo en Portugal sino en el país vecíno. ¿Por qué razón?

- En 2008 decidí saltar fronteras e invitar a artistas españoles a exponer en la galería de Oporto. De hecho, en el estudio que llevo a cabo sobre historia -en  las horas que mi profesión de letrado me deja libres- llegué más allá de Afonso Henrique y comencé a considerar la historia de la península ibérica la historia de mi país. Por lo tanto los pintores españoles son, como portugueses, mis compatriotas.

- ¿Hacia qué estilos está orientada la galería Vieira Portuense?

La galería está orientada a la calidad, sea el estilo que sea.

En los tiempos que nos toca vivir, ¿se puede vivir del arte?

- Por supuesto que un artista puede vivir de su arte. Pero se enfrenta a una gran  deficiencia  de canales para mostrarlo  y esto le produce gran angustia. Pero después de hacer la travesía del desierto tendrá su recompensa. En palabras de Machado: no hay camino, se hace camino al andar.

- ¿Cómo ve el nivel artístico de hoy en día?

- El nivel artístico es muy bueno. Hay buenos artistas, bien preparados y bien formados.  Por supuesto debemos estar alerta. En medio de todo ello, hay  que saber  separar el trigo y la cizaña.

- Estamos inaugurando el IV Encontro Luso Galaico de Arte. ¿Cómo surgió la idea de hermanar artistas de los dos países, en este caso Galicia y Portugal?

- Todo comenzó en 2009 con el fin de conmemorar el 900 aniversario del nacimiento de Afonso  Henriques el primer rey de Portugal. 

- Quizá sean  los artistas los primeros en iniciar una nueva etapa de entendimiento y cooperación entre las dos orillas. ¿Qué opina al respecto?

- El arte tiene un lenguaje universal, es fácil entendernos todos.

- Usted parece una persona inquieta. ¿Cuáles son sus futuros proyectos?

- Empiezo a pensar en un descanso. Este año cumplo 65 años y tengo la intención de continuar ejerciendo como letrado -es mi gran pasión-. Por tanto aparcaré un tanto mi actividad, en lo que al arte se refiere, no obstante cumpliré con todos los  compromisos que la galería tiene en curso. Solo, en alguno de ellos, el ritmo será más espaciado.

- Esta entrega al mundo del arte y a la cultura en general, ¿no estará vinculada a su matrimonio con la gran poetisa Mª Olinda Sol?

- Claro, desde el año 1968 nuestras vidas van paralelas, nuestra complicidad es muy grande, vivimos juntos los ideales vanguardistas desde el año 68, con el inconformismo que representan.

- ¿Qué  le impulsa a esta labor de mecenazgo?

- Son muchas las solicitudes que recibo para exponer. Pero el espacio es pequeño, de manera que organizo muchos eventos fuera de la galería, aprovechando las sinergias que se generan a través de la colaboración de las autoridades locales y sus asociaciones culturales, con el fin de garantizar la gratuidad de los expositores. Los costes se reducen, mientras que el trabajo de todos los participantes es enorme. Pero como dice el poeta Fernando Pessoa, todo vale la pena cuando el alma no es pequeña.