Un adolescente brasileño mata a sus padres y hermana tras haberle confiscado el móvil

Policía militar de Brasil. / RR.SS.
Policía militar de Brasil. / RR.SS.
El autor de 16 años ejecutó el plan, disparando a cada miembro de su familia con una pistola que pertenecía a su padre, un guardia municipal, y vivió el fin de semana con los cadáveres.
Un adolescente brasileño mata a sus padres y hermana tras haberle confiscado el móvil

En un escalofriante suceso que ha conmocionado a Brasil, un adolescente de 16 años confesó haber asesinado a sus padres y a su hermana tras una discusión por la confiscación de su teléfono móvil . El joven se entregó a la Policía Militar en la madrugada del lunes, tras cometer el triple asesinato en la vivienda familiar en São Paulo.

El adolescente, que no mostró arrepentimiento, relató a los agentes que decidió matar a sus padres adoptivos, un hombre de 57 años y una mujer de 50, después de que le quitaran el teléfono el jueves pasado. Según su declaración, la confiscación del dispositivo le impidió hacer una presentación escolar, lo que lo llevó a tomar la drástica decisión. El viernes, ejecutó el plan, disparando a cada miembro de su familia con una pistola que pertenecía a su padre, un guardia municipal.

Después de cometer los asesinatos, el joven continuó con su vida cotidiana, yendo al gimnasio y comprando comida durante el fin de semana, mientras los cadáveres permanecían en la casa. Finalmente, el lunes por la madrugada, decidió entregarse a la policía.

El detonante del crimen fue una fuerte discusión el jueves pasado, durante la cual sus padres le llamaron "vagabundo" y decidieron confiscarle el móvil. En el interrogatorio, el joven explicó que había tenido una mala relación con sus padres adoptivos, con quienes discutía frecuentemente.

El asesinato comenzó el viernes por la mañana cuando el joven encontró el arma reglamentaria de su padre en la casa, que mantenía oculta. Probó la pistola disparando a la cama de sus padres y luego esperó a que regresaran. Primero mató a su padre de un tiro en la nuca en la cocina, se acercó silenciosamente y accionó el arma. Luego, decidió matar a su hermana gemela, quien había oído el disparo y estaba en el primer piso de la vivienda. La adolescente fue asesinada con un tiro en la cara.

Tras estos homicidios, el adolescente fue al gimnasio y luego volvió a casa para esperar a su madre. Cuando ella llegó y descubrió el cuerpo de su esposo, el joven le disparó por la espalda y al día siguiente la apuñaló. Convivió con los cadáveres durante todo el fin de semana hasta que decidió confesar.

El adolescente fue arrestado y trasladado a un centro de detención de menores. Ha sido acusado de homicidio, feminicidio, posesión ilegal de un arma y vilipendio de cadáveres.

Este terrible suceso ha levantado muchas preguntas sobre la salud mental del joven y las circunstancias familiares que pudieron haber contribuido a este trágico desenlace. Las autoridades continúan investigando los antecedentes familiares y el contexto en el que ocurrieron los hechos.

La confesión del joven incluye la perturbadora revelación de que había pensado en matar a sus padres adoptivos en otras ocasiones debido a las malas relaciones y frecuentes discusiones y por el hecho de que afirmó no sentir remordimiento. La comunidad local y el país entero están consternados por la frialdad y premeditación con que se llevó a cabo este acto atroz. @mundiario

Comentarios