¿Por qué este año no 'adelantamos' la Semana Santa?

Pintura relativa a la Semana Santa. / Pixabay
Pintura relativa a la Semana Santa. / Pixabay
Podría ayudar a no seguir multiplicando las infecciones de los contagiados asintomáticos y aquellas que se están produciendo en las actividades no indispensables para la vida.
¿Por qué este año no 'adelantamos' la Semana Santa?

Este viernes 27 de marzo vuelve a ser el día con más muertos en España debido a la expansión del coronavirus. Más que el jueves 26 pero seguro que menos que el sábado 28 o un día posterior. Aún así, hay que destacar la desaceleración en el incremento porcentual, un 14%, lo que indica que se va avanzando poco a poco en el buen camino y el confinamiento funciona, aunque sus resultados irán viéndose de manera paulatina en las próximas semanas hasta llegar al “pico”.

Aunque estos datos son relativos. A día de hoy solo existe la certeza del número de infectados que se han hecho el test y de los fallecidos. Pero no se sabe cuántos enfermos por covid-19 están haciendo su vida normal porque no se han hecho la prueba o, simplemente porque son asintomáticos. Los números que a diario ofrece el Dr. Simón no son ciertos, no responden a la realidad y no lo serán mientras no se realicen test masivos a toda la población. Tal y como publica MUNDIARIO, a través de una estimación propia que realiza a partir de la tasa media de mortalidad, cabe pensar que los contagiados se mueven en la horquilla de 250.000-500.000, lejos de los 64.109 que figuran en las cifras oficiales.

Siendo esto así y con la constatación de que el confinamiento funciona para frenar los contagios, la pregunta es, ¿por  qué no se propone engañar al calendario y ganar una semana? Es decir, según el calendario ordinario del año 2020 el día 5 de abril es el domingo de Ramos, que marca el comienzo oficial de la Semana Santa y, por tanto, un período vacacional que llega hasta el lunes de Pascua, el 13 de abril. Pero si se ha conseguido poner patas arriba todo, también puede hacerse lo mismo con el calendario.

Propongo que el domingo de Ramos del coronavirus sea el 29 de marzo, paramos la actividad al máximo como si fuesen vacaciones y retomamos con fuerza el lunes 6 de abril, virtualmente el lunes de Pascua del coronavirus. Probablemente no sea este ejercicio más que un mero juego de trileros con el calendario, pero podría ayudar a no seguir multiplicando las infecciones de los contagiados asintomáticos y aquellas que se están produciendo en las actividades no indispensables para la vida. Adelantemos la Semana Santa. @mundiario

¿Por qué este año no 'adelantamos' la Semana Santa?