Acusan de secuestro y violación al sospechoso del rapto de las tres jóvenes de Cleveland

La casa donde estuvieron secuestradas las jóvenes, en Cleveland (Ohio, EE UU).
La casa donde estuvieron secuestradas las jóvenes, en Cleveland (Ohio, EE UU).
Dos días después de ser liberadas por un vecino, Amanda Berry y Gina DeJesus se reecontraron con sus familiares. La niña de seis años que también fue rescatada es hija de Amanda Berry.
Acusan de secuestro y violación al sospechoso del rapto de las tres jóvenes de Cleveland

Ariel Castro, de 52 años, se enfrenta a cuatro cargos de secuestro y a tres de violación, según informó el asistente del fiscal de la ciudad de Cleveland, en Ohio (EE UU), Víctor Pérez. Sobre los hermanos de Ariel Castro, Onil y Pedro, no recaen cargos porque hasta ahora no hay “evidencias” de que fuesen cómplices en la retención de las tres jóvenes, si bien fueron los tres arrestados, una vez que una de las chicas, Amanda Berry, de 27 años, lograra escapar y alertar a la policía. En la casa se encontraron cuerdas y cadenas con las que se supone que fueron retenidas las tres jóvenes, según explicó el jefe de la policía local, Michael McGrath, a la cadena NBC. "Tenemos confirmación de que fueron atadas”, dijo a dicha cadena. Las tres mujeres desaparecieron de la misma calle de Cleveland, la avenida Lorain, entre el 2002 y el 2003. La policía afirma que fueron retenidas a solo unos cinco kilómetros de donde desaparecieron.

El Fondo Courage Cleveland ya comenzó a reunir dinero para las tres mujeres, según informó el Gobierno de la ciudad de Cleveland a través de su cuenta de Twitter. El dinero se destinará a apoyar a las personas que han permanecido cautivas y a las organizaciones que las apoyan. Además de Amanda Berry y su hija de seis años, que nació durante su cautividad, la policía rescató a Georgina DeJesus, de 23 años, y a Michelle Knight, de 32. Según el Departamento de Policía de Cleveland, Michelle Knight padece “anormalidades mentales”.

Georgina DeJesus fue recibida entre aplausos al volver con su familia en Cleveland . Su hermana de 32 años, Mayra DeJesus, dijo a la CNN que Gina está contenta, a pesar de todo lo ocurrido. Su padre dijo que nunca dudó de que ella estuviera viva y que nunca dejó de buscarla.

Amanda Berry dijo a su abuela, Fern Gentry, que está “bien” y que la niña de seis años que también fue rescatada en la casa de Cleveland es su hija. “Te amo cariño, gracias a Dios”, dijo la mujer entre lágrimas en una llamada concedida a WJHL, afiliada de CNN.

Acusan de secuestro y violación al sospechoso del rapto de las tres jóvenes de Cleveland
Comentarios