Tres activistas que vigilaban unas fábricas ligadas a Ivanka Trump, apresados en China

Donald Trump, presidente de EE UU, Ivanka Trump, empresaria y Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. Instagram.
Donald Trump, presidente de EE UU, Ivanka Trump, empresaria y Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. / Instagram.

La hija del presidente Trump, parece ser que heredó su magnetismo para alzar las polémicas, y ahora, varias voces le piden que interceda para que los activistas chinos sean liberados.

Tres activistas que vigilaban unas fábricas ligadas a Ivanka Trump, apresados en China

Tres activistas chinos fueron apresados por estar investigando las condiciones de trabajo que tenían las personas en ciertas fábricas que producen zapatos para la marca de Ivanka Trump. Ahora, EE UU ha decidido interceder por los activistas ya que según explican, esto podría dificultar el conocimiento de las empresas occidentales sobre las condiciones de trabajo que tienen las fábricas chinas.

El pasado martes, EE UU emitió el comunicado pidiendo la liberación inmediata de los involucrados, que China decidió ignorar. En una rueda de prensa, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, explicó que se trata de un asunto interno, por lo que otras naciones no deberían intervenir.

Por su parte, el Departamento de Estado de EE UU, respondió a través de Alicia Edwards, una vocera que explicó que los activistas detenidos podrían ayudar a detectar los abusos y faltas de las fábricas en China, “puede ser vital para que las empresas cumplan sus propias responsabilidades y verifiquen que los fabricantes chinos también cumplan sus responsabilidades conforme a la legislación laboral de ese país”.

Luego de la contundente repuesta de los americanos, muchos voceros de todo el mundo se han unido al clamor, aceptando que si las fábricas de China no son seguras para sus empleados, las empresas del mundo no se sienten seguras laborando con ellas. Las marcas se sentirán inseguras porque desconocen el proceso de trabajo y no se querrán involucrar en proyectos que puedan manchar su reputación.

Otro dato interesante de todo el suceso, es que este tipo de arrestos es común. Sin embargo, es primera vez que arrestan a un grupo que estaba encubierto en una fábrica que genera suministros para otras empresas occidentales. Para muchos, es extraño que hayan arrestado a estas tres personas que son parte del grupo China Labor Watch, y no a otros activistas. Todo el asunto se complica aún más, cuando las autoridades ven que el nombre de Ivanka Trump está vinculado con la polémica, logrando que una solicitud de EE UU para que China mejore el trato laboral, se torne aún más intensa y gane mucha relevancia internacional.

Muchos voceros han pedido a Ivanka que se pronuncie y también pida por la liberación de los activistas chinos. Un artículo del The New York Times, expuso que los activistas están siendo tratados como criminales y se encuentran en un terrible estado. Y según explicó China Labor Watch, sus activistas no hicieron nada ilícito, por lo que el trato inhumano que están recibiendo carece de cualquier sentido.

La decisión de China está generando una imagen bastante complicada de entender. Por una parte, se sobreentiende que están protegiendo a las empresas occidentales y a los involucrados, por encima de sus propios trabajadores. Dejando que la balanza se incline sobre el poder económico que le generan las empresas extranjeras. Pero por el otro, dejan desamparados a sus ciudadanos y muestran una imagen muy negativa de sus condiciones de trabajo, este tipo de acciones, molestan a las marcas que no quieren involucrarse con malos tratos o cualquier problemas que pueda dañar su imagen.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.

 

Tres activistas que vigilaban unas fábricas ligadas a Ivanka Trump, apresados en China
Comentarios