Acoso y discriminación: el escándalo que sacude Greenpeace Argentina

Greepeace Argentina. Greepeace
Greepeace Argentina. / Greepeace

Varias antiguas empleadas han utilizado las redes sociales para revelar que sufrieron situaciones incómodas dentro de la organización ambientalista. Más de 40 exempleados y exvoluntarios han publicaron una carta contra el director ejecutivo de la ONG.

Acoso y discriminación: el escándalo que sacude Greenpeace Argentina

Un escándalo por acoso sexual y discriminación sacude Greenpeace Argentina. Varias antiguas empleadas han utilizado las redes sociales para revelar que sufrieron situaciones incómodas dentro de la organización ambientalista. Por si fuera poco, más de 40 exempleados y exvoluntarios han publicado esta semana una carta contra el director ejecutivo de la ONG, Martín Prieto.

La firma ha sido sacudida por la ola de acusaciones. La compañía ya abierto tres investigaciones y también se ha presentado ante la Justicia en busca de apoyo para esclarecer qué pasó. Prieto – al frente de la iniciativa desde hace 23 años- ha decidido dar un paso al costado mientras pasa la tormenta.

Veamos algunas claves sobre el caso:

> Redes Sociales

El drama comenzó el pasado 8 de marzo. El detonante fue un tuit de la empresa con motivo del Día Internacional de la Mujer. Para conmemorar la fecha, la ONG cambió su característico color de verde por el morado y el nombre de Greenpeace a Purplepeace, con el objetivo de “seguir luchando por el cambio", según ellos mismos explicaron.

Además, la firma publicó un vídeo protagonizado por empleadas y voluntarias en el que destacaba su compromiso con la lucha feminista. Sin embargo, la “buena acción” de la empresa terminó con una chispa que hasta ahora no ha parado de crecer.

Las extrabajadoras se mostraron indignadas con la publicación y acto seguido tomaron las redes para denunciar a Greenpeace y a Prieto.

 

> Fernanda Roux

Entre todos los mensajes contra la ambientalista, hubo uno que llamó especialmente la atención: el de Fernanda Roux. La joven aseguró aseguró haber sufrido acoso sexual en 2006, cuando apenas tenía 18 años y era la más joven de la plantilla.

Roux relató la terrible experiencia que tuvo que soportar durante tres largos años: agarrones, intimidación y comentarios sobre su apariencia por parte de directores de la entidad. “Vestida así pareces una muñequita sexy hot”, “Te creció el culo, nena”, “Ahora estás linda pero no te dejes estar, que sos joven pero después si subís de peso no bajás”, fueron solo algunas de las frases que tuvo que escuchar.

"Me fui llorando, sintiéndome la peor. Entré como voluntaria a defender una causa en la que creía y todavía creo. Y hoy veo que abusaron de toda esa situación", explicó Fernanda mientras subrayaba que por todo esto tuvo que renunciar a su puesto. "Claramente el director ejecutivo estaba al tanto de toda esta situación. Honestamente, creo que no solo hacia la vista al costado sino que fomentaba este tipo de actitudes", añadió.

 

> Guerra contra Prieto

Tiene 23 años al frente de la organización y además está también al frente de las sedes en Chile y Colombia como responsable de Greenpeace Andino. Según las involucradas, el peso pesado de la firma ha protagonizado o encubierto situaciones de acoso en los tres países: abuso de poder, acoso laboral y sexual, hostigamiento, comentarios sexistas, violación de correspondencia privada, amenazas y extorsión, tal como apunta el diario español El País.

Martín Prieto, Director de Greenpeace Argentina. RR SS

Martín Prieto, Director de Greenpeace Argentina. / RR SS

> Investigaciones pasadas

En este punto vale la pena destacar que no es la primera vez que Greenpeace Argentina se ve involucrado en un drama de este tipo. En 2013 el director de logística de la firma recibió acusaciones por acoso laboral, por lo que fue aparado de su cargo.

Además, en 2014 hubo una batería de denuncias por supuestos despidos discriminatorios que detonaron una investigación impulsada desde el Consejo de Administración de Greenpeace Andino y de Greenpeace Internacional. Sin embargo, en ese entonces una investigación interna concluyó que los casos no estaban relacionados con despidos discriminatorios, aunque sí con diferencias de género importantes.

Desde entonces Greenpeace inició una política de "tolerancia cero" al acoso en el trabajo. O al menos eso es lo que creíamos hasta hace poco. @mundiario

 

Acoso y discriminación: el escándalo que sacude Greenpeace Argentina
Comentarios