Abundancia, fortuna y prosperidad gracias a una técnica milenaria: el Feng Shui

Budas de la fortuna para activar la prosperidad según el Feng Shui.
Budas de la fortuna para activar la prosperidad, según el Feng Shui.

El Feng Shui es una técnica milenaria según la cual nuestra casa o nuestro negocio poseen unos canales de energía de cuya orientación dependerá nuestra fortuna y prosperidad.

Abundancia, fortuna y prosperidad gracias a una técnica milenaria: el Feng Shui

Basado en el TAO, el todo de la cultura china, el Feng Shui se concibe como instrumento para llevar a la práctica todo tipo de cambios en nuestras vidas. Feng Shui significa: Viento-Agua y se basa en la gran importancia de los elementos de la naturaleza ya que juegan un papel extraordinariamente importante en el diseño y la ambientación de nuestros hogares. En la filosofía China son cinco los elementos: agua, madera, fuego, tierra y metal. Esta filosofía se basa en un equilibrio de fuerzas, el ying y el yang.

La interpretación del FENG SHUI está basada en un octógono, el PA KUA, dividido en nueve sectores designados cada uno con trigramas (símbolos del I CHING en los que aparecen líneas cortadas y continuas que conforman los aspectos de los distintos elementos de la naturaleza). Esto permite orientarnos para la colocación de elementos en cada uno de los sectores, de acuerdo a lo que queremos cambiar.

 

Estas son algunas de las cosas que propone el FENG SHUI para crear prosperidad:

Expresar gratitud.

Colocar  esferas de cristal de cuarzo facetadas, las que irradian no sólo la luz, sino también el CHI (energía).

Móviles de tubos sonoros.ki

Plantas de hoja redondeada para no lastimar el CHI, hay que evitar las que terminan en punta.

Velas flotantes en recipientes de cristal, para armonizar el pensamiento (el fuego) con el sentimiento (el agua).

Fuentes con el agua en movimiento.

Todo tipo de objeto que atraigan simbólicamente la riqueza y la prosperidad.

Dichos, citas y afirmaciones relacionadas con la gratitud, la riqueza y la prosperidad.

Es destacable la necesidad de la sencillez en los espacios, no recargándolos de elementos, así como deshacernos de lo inservible, este simple gesto nos va ofrecer la posibilidad de crear cambios en nuestro entorno de forma sorprendente.

Y por último, pero no menos importante, hay que eliminar todo sentimiento de necesidad o falta, porque según el Feng Shui los sentimientos de necesidad repelen la abundancia.

Nuestro planeta es un ente vivo, al igual que nosotros y está constituido por canales de energía, de hecho los centros de espiritualidad como catedrales, pirámides, o simplemente dólmenes fueron construidos siguiendo un patrón energético, no perdemos nada por ver que ocurre al aplicar el Feng Shui en nuestras vidas.

Abundancia, fortuna y prosperidad gracias a una técnica milenaria: el Feng Shui
Comentarios