Buscar

El abogado Manuel Rincón entra en el selecto club de los mejores penalistas

El despacho Rinber Abogados está presente en los asuntos penales más complejos y mediáticos del país. No en balde ejercen la defensa, entre otros, del asunto del Pequeño Nicolás en Madrid.

El abogado Manuel Rincón entra en el selecto club de los mejores penalistas
Rinber Abogados en Antena 3. / Mundiario
Rinber Abogados en Antena 3. / Mundiario

Firma

Rob Ferry Jr.

Rob Ferry Jr.

Escribe para el Área de Publirreportajes de MUNDIARIO, donde también coordina los contenidos patrocinados.

Desde que hace casi 20 años comenzara su ejercicio profesional junto a su hermano, el abogado malagueño Manuel Rincón no ha dejado de aumentar su caché fruto de los sonados éxitos profesionales obtenidos. Entre ellos, indemnizaciones millonarias por accidentes de tráfico que en el ámbito penal ha conseguido para sus clientes.

Junto a su hermano Javier Rincón, dirige la firma Rinber Abogados, presente en los asuntos penales más complejos y mediáticos del país. No en balde ejercen la defensa, entre otros, del asunto del Pequeño Nicolás en Madrid. Ciudadanos de toda España acuden a su despacho para que les representen en los asuntos penales más complejos.

 

Rinber Abogados Penalistas en Espejo Público de Antena 3. / YouTube

 

– ¿Cómo asimilan que les busquen desde toda España?

– Desde hace algunos años con normalidad. No obstante debo decirle que en los primeros encargos no dejaba de sorprendernos. Por otro lado somos un despacho más que familiarizado con las nuevas tecnologías y con nuestra profesión, lo que hace que la distancia geográfica no sea un impedimento. Estamos muy acostumbrados a largas jornadas de carretera o avión para defender los intereses de nuestros clientes.

– Actualmente, cuenta usted y su firma con una gran fama como abogados penalistas. ¿A qué es debido?

– Permítame que le haga un símil futbolístico, como decía Luis Aragonés, q.e.p.d, al trabajo, trabajo y trabajo. A un abogado penalista que conozca cuál es su labor le debe dar igual la hora o el día, siempre hay que estar para solucionar los problemas a los clientes. Cuando un cliente te busca desde la otra punta de España no es por un asunto menor, la incertidumbre supone para él una losa insalvable y un abogado que se precie llamar penalista tiene la obligación de “estar ahí”. Este y otros aspectos son los que nos diferencian de la competencia. Como antes le comentaba, recibimos asuntos penales desde todos los juzgados de España, algunos juzgados de Instrucción Penal –dice Manuel Rincón, director de la firma– tenemos que buscarlos en el mapa para cuadrar el desplazamiento hasta allí de la forma más eficaz. Tenemos claro que todo nuestro conocimiento y experiencia en asuntos penales lo tenemos que poner a disposición de nuestros clientes para lograr su objetivo.

– ¿Cuál es la clave del éxito?

– La clave es la misma para cualquier profesional que despunta en el ejercicio de su trabajo. Humildemente –señala Rincón–, creo que es que te guste lo que haces; lo demás aparece por añadidura. En la materia penal, es esencial contar con un abogado experto en la materia y contar con él, con plena confianza, desde el primer minuto. En muchas ocasiones no admitimos asuntos penales porque o bien la instrucción no se ha llevado de manera correcta o, haciendo un símil médico, ya no tiene solución. Debo decirle –destaca Manuel Rincón– que no admitimos ni a todos los clientes ni todos los asuntos. Nosotros hacemos un estudio previo y vemos las posibilidades de éxito jurídico. No nos interesa aceptar un asunto que está condenado a perderse, nos hemos ganado la fama a base de ganar. Las causas perdidas son lo que son, derrotas, sólo nos gusta ganar.