El 97% de la vacuna de AstraZeneca fue financiada con dinero público

Sede de la compañía británica AstraZeneca en Londres, Reino Unido. / RR SS
Sede de la compañía británica AstraZeneca en Londres, Reino Unido. / RR SS
Un estudio revela que la farmacéutica que tiene la patente de fabricación solo aportó el 3% de la inversión necesaria para desarrollar el fármaco contra la covid-19.
El 97% de la vacuna de AstraZeneca fue financiada con dinero público

AstraZeneca solo aportó el 3% de la inversión necesaria para desarrollar su vacuna contra la covid-19. Así lo ha revelado un estudio desarrollado por 10 investigadores de Reino Unido y Países Bajos, que ha concluido el 97%  de la vacuna fue financiado con dinero público.

La investigación, publicada por The Guardian, detalla que la mayoría de los fondos que permitieron desarrollar el polémico inoculante contra el coronavirus provinieron de contribuyentes o fideicomisos. En concreto, los autores aseguran que han identificado una fuente de cientos de millones de libras de subvenciones de investigación científica desde el año 2000.

"El Gobierno y financiadores sin ánimo de lucro aportaron la mayoría de los fondos a la Universidad de Oxford destinados a la investigación y el desarrollo de la vacuna de AstraZeneca-Oxford y su tecnología ChAdOx, lo que puede tener implicaciones significativas para el debate global sobre el nacionalismo de vacunas y el acceso a la tecnología sanitaria frente al Covid-19", subraya el informe. 

Los investigadores defienden que para el desarrollo e investigación de la inyección fueron necesarios 120 millones de euros: el mayor aporte provino de departamentos gubernamentales del Reino Unido (45 millones) y de la Comisión Europea (30 millones). Los otros 45 millones llegaron de institutos científicos británicos y estadounidenses, financiados con fondos públicos a y organizaciones benéficas como Wellcome Trust. AstraZeneca solo aporto un 3% del total. 

El estudio ha impulsado el debate sobre la necesidad de liberar las patentes para paliar la desigualdad en el acceso a las vacunas. Las farmacéuticas han exigido seguir manteniendo el control de dichas patentes, argumentando que renunciar a ellas “podría poner en peligro los derechos de propiedad y la capacidad de generar ganancias como impulso clave de la innovación en vacunas”. 

“Nuestro estudio muestra que es todo lo contrario: la inversión pública y la colaboración internacional nos dieron las vacunas Covid-19”, ha dicho en comunicado el equipo de investigadores del grupo de defensa Universities Allied for Essential Medicines UK. @mundiario


 

El 97% de la vacuna de AstraZeneca fue financiada con dinero público
Comentarios