Un 80% de los estudiantes no realizan aprendizaje colaborativo

Tecnología en el aula. / Pixabay
Tecnología en el aula. / Pixabay

Los pros y contras del aprendizaje en el sector e-learning y cuáles son los retos a los que se enfrenta el sector.

Un 80% de los estudiantes no realizan aprendizaje colaborativo

Según el Informe de Aprendizaje en Línea de GoConqr, 8 de cada 10 miembros de la plataforma prefieren estudiar de forma individual antes de que en grupo. Sólo un 21 % se unen a los diferentes grupos de estudio online e interactúan con otros usuarios en el desarrollo de conocimientos. Este reporte analiza el comportamiento de más de los más de 3 millones de usuarios de GoConqr de 160 países a lo largo de este pasado 2016, con el objetivo de comprender la situación actual del sector e-learning y valorar los retos del sector durante este próximo año.

El hecho de que la mayoría de usuarios no simpaticen con la metodología de aprendizaje cooperativo contradice algunos de los puntos de vista de muchos expertos en la docencia, por lo que a continuación repasamos los pros y contras de este método de estudio:

> Consultar dudas: el hecho de estar rodeado de compañeros nos permite preguntar cualquier duda que tengamos sobre la materia de estudio y resolverla de forma prácticamente inmediata. En cambio, si estudiamos individualmente el proceso para resolver nuestras dudas es más lento, ya que tenemos que tratar de encontrarle sentido por nuestra cuenta o llamar a algún amigo. Por lo tanto, el aprendizaje en grupo nos puede permitir ser más productivos y eficientes, especialmente en aquellas asignaturas que más dificultades de comprensión tenemos.

> Perder la concentración: el mayor problema del estudio cooperativo es la facilidad con la que nos podemos distraer con conversaciones ajenas. En muchos casos, estos grupos se componen de amigos con los que tenemos complicidad y confianza, por lo que es inevitable que se hablen de temas personales ajenos al estudio que perjudican nuestra concentración.

> Contraste de apuntes: las anotaciones que tomamos en clase no siempre están todo lo organizadas y completas que desearíamos. Al tener que seguir el ritmo que marque el profesor, en ocasiones nos dejamos cosas que dice en el tintero. En estos casos, el aprendizaje colaborativo es la solución a nuestros problemas ya que nos permite contrastar nuestros apuntes con el resto de compañeros. De este modo, podemos completarlos con todo aquello que nos falte y, consecuentemente, enriquecer el proceso de estudio.

Desde la plataforma en línea de GoConqr recomiendan una combinación del estudio individual y el colaborativo para tener el máximo rendimiento académico posible en los exámenes. Durante las primeras jornadas de estudio es conveniente repasar junto a otras personas para poder resolver dudas y debatir sobre cuáles son los puntos clave de la prueba. No obstante, una vez hayamos realizado un primer repaso, debemos estudiar individualmente para tener una total concentración y poder ser lo más productivos posible.

Un 80% de los estudiantes no realizan aprendizaje colaborativo
Comentarios