70 países acuerdan mejorar sus planes para cumplir con el Acuerdo de París

António Guterres, secretario general de la ONU. / RRSS
Antonio Guterres, secretario general de la ONU. / RRSS
El compromiso, no obstante, no será suficiente si países como China, India y Estados Unidos se niegan a participar de él.
70 países acuerdan mejorar sus planes para cumplir con el Acuerdo de París

La Cumbre del Cambio Climático ha servido como plataforma para que hasta 70 países se comprometan a revisar sus planes sobre esta causa. La idea es crear o mejorar medidas ya existentes para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y que se puedan cumplir los objetivos firmados en el Acuerdo de París. Dicho acuerdo obliga a los Estados participantes a que reduzcan dichas emisiones a fin de que la temperatura global vuelva a aumentar (algo que se considera irreversible) de forma que quede debajo de los dos grados en relación a los niveles preindustriales. No obstante, el planeta va ya en un aumento de un grado y los planes de recorte de emisiones de los Estados todavía no bastan; tendrán un aumento de más de tres grados, explica El País. La ONU calcula que los esfuerzos deberán triplicarse y hasta quintuplicarse si se quiere alcanzar los objetivos.

A raíz de eso es que se demanda a los Estados que se comprometan a revisar ya los planes que establecen las medidas de recorte que se deberán tomar de aquí hasta 2029. El compromiso de estos países, como sea, no bastará pues algunos como China, Estados Unidos e India, de los más contaminantes del mundo, no se han unido al emprendimiento.

"Esta no es una cumbre para venir a hablar, a negociar; no se negocia con la naturaleza", explicó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. "Estamos en un agujero y debemos dejar de cavar", agregó en alusión a unas emisiones que siguen disparándose y que nada hace pensar que cesarán.

Cuando se firmó el Acuerdo de París, los negociadores de los casi 200 países que lo hicieron estaban al tanto de que los primeros planes eran muy débiles para lo que se necesitaba. Debido a ello se estrablecieron revisiones periódicas al alza de estos aportes nacionales, los cuales son voluntarios y fijan metas para 2025 y 2030. La primera de estas revisiones será el año entrante y la idea de esta cumbre era obligar a los jefes de Gobierno a que presentaran planes mucho más ambiciosos.

No obstante, el contexto ha cambiado pues en 2015 en París sí se unieron China y Estados Unidos, que ahora están en una guerra comercial sin precedentes. Eso ha dejado efectos secundarios en este apartado también, pues muchos gobiernos han decidido tomar el bando del gigante asiático, que en diciembre celebrará su propia cumbre anual del clima. Dentro de esos países están Alemania, Francia, España y Finlandie, por mencionar algunos. Como sea, eso no quiere decir que entre lo que queda de este año y finales de 2020 no haya más países que se unan a esta iniciativa y revissen sus planes de recorte, explica El País.

Angela Merkel, canciller de Alemania, dijo que "el cambio climático es un desafío global que solo podremos superar todos juntos". La jefa del Gobierno alemán aterrizó en Manhattan con su nuevo plan climático, el cual fue acordado el viernes por su Ejecutivo. Merkel ha destacado que su idea es que su país haya reducido de aquí a 2030 en un 55% las emisiones y alcanzar la neutralidad en 2050. Es la misma meta que se ha puesto Francia, que a su vez la ha fijado para todos los países de la Unión Europea. Macron, de paso, propuso que Europa vincule sus relaciones comerciales internacionales al cumplimiento de este gran tratado de París.

Como sea, la Unión Europea ha pasado de presentar un acuerdo en común como acostumbra en este tipo de eventos, principalmente porque hoy por hoy se encuentra en una situación de interinidad tras las elecciones de mayo. Se espera, eso sí, que el compromiso de la UE de reducir en un 55% sus emisiones de aquí a 2030 se mantenga.

La Unión Europea, de la mano con China, Estados Unidos e India acumulan hasta un 60% de todas las emisiones del mundo. A diferencia de la potencia norteamericana, China e India sí están tomando parte en la cumbre, aunque no firmaron el compromiso de aumentar sus planes. Eso deja en insuficiente, muy insuficiente, el listado de 70 países que sí lo han firmado.

Aumentar los esfuerzos y llegar a una reducción de un 45% para 2030 era una de las grandes peticiones que había hecho el jefe de la ONU en la víspera de este evento. Otra de las exigencias era cumplir con el propósito del 1,5 es que los Estados creen estrategias para llegar a la neutralidad de carbono. En otras palabras: que el dióxido de carbono expulsado a la atmósfera tenga los mismos niveles que el capturado por los bosques, por ejemplo. De acuerdo al organismo internacional, en esta cumbre hasta 66 países han dado su palabra de alcanzar esa meta. De paso se unen hasta 10 Gobiernos regionales, 102 ciudades, 93 empresas y 12 grupos inversores. El surgimiento de este tipo de actores es algo que se ha vuelto común desde que Donald Trump se retirara del acuerdo en 2017, aunque esta salida será efectiva desde 2020.

El grupo está acéfalo y los Estados no tienen la ambición suficiente para de verdad alcanzar lo pactado en París. No obstante, han habido manifestaciones a nivel mundial organizadas por jóvenes que claman por acciones reales en este tema. Estas protestas han seguido y metido presión en la cumbre del lunes en la ONU. Tanta es la influencia, que hasta Greta Thunberg, conocida activista sueca, ha participado en la apertura del evento junto a Guterres.

"No tendría que estar aquí, tendría que estar en el colegio al otro lado del océano", reprochó la niña ante los líderes de los Estados presentes. "Me han robado la infancia con sus palabras vacías", prosiguió. Emmanuel Macron motivó sus palabras. "Necesitamos a los jóvenes, necesitamos la presión que están haciendo". @mundiario

70 países acuerdan mejorar sus planes para cumplir con el Acuerdo de París
Comentarios