Buscar

MUNDIARIO

Las 5 ventajas de las legumbres que la FAO quiere que conozcas

Las leguminosas, los cereales, algunas frutas y raíces tropicales, han sido la base principal de la alimentación humana durante milenios.

Las 5 ventajas de las legumbres que la FAO quiere que conozcas
Legumbres. / Pixabay
Legumbres. / Pixabay

Firma

Theodoraskis Morales

Theodoraskis Morales

Periodista egresado de la Universidad Católica Santa Rosa (Caracas). Mención: Impreso. Reportero en el diario Ciudad CCS (Venezuela). Escribe en MUNDIARIO.

En 2016 se celebró el Año Internacional de las Legumbres, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) las legumbres son buenas para el consumo humano, beneficiosas para los medios de subsistencia de los agricultores y tienen un impacto positivo en el medio ambiente. Está claro que, aunque los frijoles secos, las lentejas y los guisantes hayan existido por siglos, desempeñan un papel fundamental en el futuro sostenible.

1. Las legumbres son altamente nutritivas

Las legumbres pueden ser pequeñas, pero están llenas de proteínas: el doble de la cantidad encontrada en los cereales de grano entero y tres veces la del arroz. Cuando se combinan otros alimentos con legumbres, el valor nutricional de las legumbres se mejora aún más. Por ejemplo, el consumo de cereales con legumbres tiene el potencial de aumentar la calidad de la proteína de la comida en general.

2. Las legumbres son económicamente y contribuyen a la seguridad alimentaria 

Las legumbres son una fuente barata de proteínas, un componente calve de cualquier dieta saludable, pero especialmente en las zonas más pobres donde la carne, los productos lácteos y el pescado son económicamente inaccesibles. Las legumbres también pueden servir como fuente de ingresos, ya que los pequeños agricultores que cultivan legumbres pueden venderlas en los mercados o procesarlas para convertirlas en productos de valor agregado.

3. Las legumbres tienen importantes beneficios para la salud

Cuando se combinan con alimentos ricos en vitamina C, el alto contenido de hierro de las legumbres las convierte en un alimento potente para reponer las reservas de hierro, especialmente para las mujeres en edad reproductiva, que están más expuestas a la anemia ferropénica. Las legumbres son también buenas fuentes de vitaminas, como el folato, que reduce el riesgo de defectos del tubo neural, como la espina bífida, en los recién nacidos. Por su bajo índice glicémico, bajo contenido de grasa y alto contenido de fibra, las legumbres son adecuadas para las personas con diabetes.

4. Las legumbres contribuyen a la mitigación y adaptación al cambio climático

Las legumbres son inteligentes en base al clima, ya que se adaptan simultáneamente al cambio climático y contribuyen a mitigar sus efectos. Su introducción en los sistemas agrícolas puede ser clave para aumentar la resiliencia al cambio climático. Hay muchas legumbres resistentes a la sequía, como el guandú, el bambara y lentejas. Estas legumbres se pueden cultivar en climas áridos que tienen lluvias limitadas, y a menudo erráticas, 300-450 mm/año.

5. Las legumbres promueven la biodiversidad

Las legumbres aumentan la biodiversidad, ya que fijan su propio nitrógeno en el suelo, lo que aumenta la fertilidad del suelo. La diversidad genética de estos cultivos es un componente esencial para el manejo de suelos y parásitos, especialmente para los pequeños agricultores. Intercalar cultivos con legumbres aumenta la biodiversidad agrícola y crea un paisaje más diverso para los animales y los insectos.

FAO.

Infografía sobre los beneficios de las legumbres. / FAO