Buscar
loading...

Los 5 lugares más sorprendentes de Granada

La Alhambra es una ciudad amurallada con palacios, jardines y patios. En su época de máximo esplendor, al ser una ciudad también albergaba casas y comercios. Muchos secretos y leyendas por descubrir.

Los 5 lugares más sorprendentes de Granada
Alhambra de Granada.
Alhambra de Granada.

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Sociedad en @mundiario

Se puede decir que quienes todavía no hayan visitado Granada tienen una cita pendiente. La muestra más evidente es que todo aquel que pasa por allí lo acaba por recomendar. No hay que olvidar que esta ciudad cuenta con diferentes sectores que han sido declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y además allí parece que todo está preparado para el gozo y disfrute del turista: una gastronomía exquisita (no hay que perderse el ir de tapas), un ambiente relajado con gente cercana y, por supuesto, muchos rincones por descubrir. He aquí algunos de los más destacados.

> Alhambra de Granada. No podía faltar, ya que es el máximo exponente de la ciudad. ¿Que qué es la Alhambra? Pues una ciudad amurallada con palacios, jardines y patios. Como se puede imaginar, en su época de máximo esplendor, al ser una ciudad también albergaba casas y comercios. Todavía quedan muchos secretos y leyendas en torno a este lugar y todo aquel que quiera visitarlo hará bien en hacerse con una entrada cuanto antes para asegurarse su visita durante la estancia que vaya a llevar a cabo.

> Barrio Albaycín. Este barrio llama la atención sobremanera porque resulta muy diferente del resto de Granada. Aquí aún se respira el ambiente de un barrio árabe. Lo mejor en este caso es no obedecer a guía alguna y, simplemente, dejarse llevar por donde los pies vayan marcando el camino, disfrutando de sus callejuelas y de los ambientes que en ellas hay. Es la zona perfecta para pasar una tarde relajada y tomarse algo en alguna de sus terrazas. Si hay tiempo, no puede faltar el ver desde este lugar cómo el sol se pone sobre la misma Alhambra, ése es el preciso instante en el que el hecho de que su traducción sea 'Fortaleza roja' cobra más significado.

> Alojamientos en cuevas. Porque lo de ir de hoteles, hostels y hasta el alquiler de viviendas a propietarios ya es del todo común en Granada ofrecen algo muy distinto (aunque no es de ahora) y es el pasar las noches en una cueva, concretamente en casas-cuevas. Es precisamente en el barrio de Sacromonte donde más pondrán verse estas cuevas y donde también se ofrecen espectáculos propios de los gitanos que las ocuparon allá por el siglo XVIII. Quien esté buscando algo de buen flamenco, éste es su sitio.

> Un rincón de Marrakech. No hace falta salir de Granada para poder viajar en el espacio y encontrarse, directamente, en la Calle de la Calderería. Allí las teterías son las auténticas protagonistas. Mejor ver para creer. Todo un espectáculo.

> El Bañuelo. Se trata de unos baños árabes del siglo XI y una de las cosas más destacables de este lugar es que si uno no va prevenido de dónde se encuentran lo más seguro es que pasen desapercibidos porque desde la calle apenas se puede uno imaginar todo lo que hay en el interior. Pese a todos los años que han pasado se han conservado muy bien y hoy en día están justo debajo de una casa particular, justo a los pies de la Alhambra. Por la fama que corrieron estos lugares entre los cristianos y la Reconquista no hay muchos similares por lo que merece la pena la visita. @mundiario