Las 5 claves del éxito de Operación Triunfo 2017

Concursantes de Operación Triunfo 2017./ @Gestmusic
Concursantes de Operación Triunfo 2017. / @Gestmusic

OT 2017 consiguió duplicar la audiencia media de TVE gracias a una estrategia transmedia en la que fue fundamental el uso de redes sociales.

Las 5 claves del éxito de Operación Triunfo 2017

Hace casi dos meses de la emisión de la última gala de Operación Triunfo 2017, pero sus protagonistas siguen generando contenido, tanto dentro de la pequeña pantalla como a través de las redes sociales. Después de que, en 2011, la octava edición del programa se cancelase a los pocos meses de su lanzamiento, parecía evidente que el formato se había agotado. Sin embargo, en 2017 volvió a las parrillas televisivas, dejando tras de sí un éxito sin precedentes que provocó que la audiencia media del OT 2017 fuese el doble de la que suele tener la cadena que lo emite, TVE.

Estas son las cinco claves que hicieron posible que el talent show musical hiciese honor a su nombre: 

 

1. El Reencuentro. En 2016, TVE siguió una estrategia muy inteligente al allanar el camino para la vuelta del programa. Con la emisión de la serie de documentales OT: El Reencuentro, en los que participaron antiguos triunfitos, no sólo consiguieron despertar el interés de los fans de las primeras ediciones del programa, sino también atraer una nueva audiencia más joven que apenas había entrado en contacto con el formato antes de 2011. El Reencuentro incendió la redes sociales, divididas entre los que reclamaban la vuelta del programa y los que hacían eco de los memes generados por otros usuarios, en especial relacionados con el episodio vivido entre David Bisbal y Chenoa durante la interpretación de su ya mítico tema “Escondidos”. Todo esto permitió que OT 2017 contase con seguidores incluso antes de emitir la primera gala.

 

Chenoa y Bisbal. / Youtube

 

2. Los protagonistas. Además del elenco de profesores y miembros del jurado, la mayoría vinculados al mundo de la canción, la televisión o el cine, los aspirantes seleccionados en el casting también supusieron un reclamo para los espectadores de OT. Dentro de los primeros, a los veteranos Noemí Galera o Manu Guix, hubo que unir nuevas caras como las de los Javis (Javier Ambrossi y Javier Calvo), o incluso las de personalidades del universo youtuber, tales como Carolina Iglesias (@percebesygrelos) o Belena Gaynor (@BelenaGaynor), encargadas de gestionar las redes del programa. También hay mucho que resaltar de entre los segundos, como la ganadora de la edición, apodada por el público como “Amaia de España”, en referencia a Rosa López (OT 1), o la finalista Aitana, a la que se atribuye una historia de amor con su ex compañero de concurso Cepeda, bajo el sobrenombre “Aiteda”.

 

 

3. Los temas. Si hubo algo que OT dejase claro en esta nueva edición fue su capacidad para adaptarse a los tiempos que corren, tanto en cuestión de hábitos de consumo como de actualidad temática. En OT 2017, además de abordar temas universales como el amor o la amistad, se incluyeron otros que rara vez son tratados con semejante naturalidad en televisión, tales como la transexualidad, la homosexualidad, el feminismo o incluso el bullying. Los propios concursantes fueron los encargados de introducirlos con sus vivencias personales, y tanto los usuarios de las redes sociales como la dirección del programa se encargaron de dar visibilidad a estas otras cuestiones, que afectan a muchas personas a día de hoy.

 

 

4. La presencia en múltiples medios. OT 2017 supo combinar los programas televisivos tradicionales (las Galas y El Chat) con nuevos medios, fundamentalmente redes sociales, siguiendo una estrategia transmedia (a través de diferentes medios). En Instagram, los triunfitos gestionaron sus propios perfiles desde dentro de la Academia, dando una visión más cercana de su paso por el programa. En Twitter, pese a no contar con perfiles propios dentro del programa, se generó tanta conversación social en torno a OT 2017 que la edición llegó a posicionarse como una de las emisiones más comentadas del año. En Spotify, la publicación de los temas interpretados gala tras gala permitió que los concursantes abandonasen la academia contando ya con un gran número de seguidores, y la repercusión de sus canciones fue tal que “Lo Malo”, interpretada por Ana War y Aitana, llegó a colarse en el Top 10 mundial de la red social. Además, OT contó con una aplicación propia, cuya función principal fue la de votar por los favoritos y elegir al expulsado. Una vez más, esto demostró la capacidad del concurso para adaptarse al gusto del consumidor, puesto que en palabras de Tinet Rubira, productor ejecutivo del programa, “el tiempo de las llamadas y los sms ha pasado”.

 

Alfred y Amaia en la Gala 3 de OT 2017. / @rtve

Alfred y Amaia en la Gala 3 de OT 2017. / @rtve

 

5. El formato. Operación Triunfo es un talent show musical. Esto quiere decir que el formato toma características del reality show, como la videovigilancia durante 24 horas de los concursantes, o las situaciones reales vividas por los protagonistas, en lugar de interpretadas por actores. Pero, al mismo tiempo, añade el componente del talento, imprescindible para participar, y que permite a los espectadores idolatrar a los concursantes por una razón de peso. Además, el programa promueve una serie de valores que resultan instructivos para la audiencia, como el esfuerzo para conseguir el éxito o la importancia de perseguir los sueños. @mundiario

 

Las 5 claves del éxito de Operación Triunfo 2017
Comentarios