Los 4 tipos de depresión más comunes

Mujer en estado depresivo./ Victoria_Borodinova en Pixabay.
Mujer en estado depresivo./ Victoria_Borodinova en Pixabay.
Vale la pena señalar que no todas las "depresiones" son iguales, aunque tienen muchos puntos en común. Conoce las más comunes y sus características en este artículo.
Los 4 tipos de depresión más comunes

Mucha gente cree que la depresión es un trastorno de la modernidad. Sin embargo, es uno de los trastornos conocidos más antiguos. En el proceso depresivo, hay una falla adaptativa de los factores endógenos, así como de los mecanismos ambientales de afrontamiento. Entonces, podríamos hablar de depresiones, ya que no existe un solo tipo de depresión. Cabe señalar que no todas las depresiones son iguales, aunque tienen muchos puntos en común.

1. Distimia

Es un tipo de depresión que presenta síntomas persistentes, por lo que tiende a la cronificación. Los individuos distímicos generalmente tienen mal humor e irritabilidad, y se los clasifica como hoscos y de "mal genio"; tienden al aislamiento social. Debido a que es una Depresión más leve, el individuo aún se las arregla para realizar sus actividades diarias aunque sea a algún costo, requiriendo más esfuerzo y tiempo dedicado a la ejecución de lo esperado para esa actividad.

2. Depresión mayor o trastorno depresivo mayor (TDM):

Es el tipo de depresión más grave que existe. Se llama depresión clásica. En la depresión mayor, los síntomas son más caricaturizados y exacerbados y por ello, el individuo tiene consecuencias dramáticas en su vida ocupacional y relacional, ya que en este caso específico, sufre de profunda tristeza y anhedonia, es decir, actividades que el individuo anteriormente realizaba con placer ya no tienen sentido y sensación de gran vacío. Debido a que siente una profunda tristeza, muchas veces no puede ni siquiera realizar las actividades diarias básicas, como cuidar su higiene personal, por ejemplo. Debido a su severidad, en el TDM es necesario el tratamiento farmacológico y psicoterapéutico, ya que en la Depresión Mayor existe un desequilibrio severo en los sistemas bioquímicos del cerebro, presentando, por tanto, un deterioro significativo.

Depresión. Pixabay.

Depresión. / Pixabay.

 

3. Depresión atípica:

Es el tipo de depresión más común que existe, siendo de difícil diagnóstico, ya que se confunde con otras condiciones clínicas o situaciones cotidianas estresantes y ansiosas. Es posible que tenga depresión atípica y no se dé cuenta. De esta manera, puede estar enmascarado y causado por enfermedades y otros trastornos, como problemas metabólicos, hormonales y crisis nerviosas. Predomina el alcoholismo y el abuso de drogas para medicalizar la propia angustia. Es un subtipo de depresión mayor, que comparte síntomas similares, pero a diferencia del TDM, hay una mejora significativa en el estado de ánimo cuando el individuo se enfrenta a noticias, situaciones prometedoras o cambios positivos inesperados. Entre sus síntomas, los más comunes y que pueden presentarse son: reactividad del estado de ánimo, (reacción exagerada ya sea por eventos tristes o por eventos alegres; todo se percibe y vive con exageración), pensamientos negativos, ansiedad, dificultad para concentrarse, aumento de peso. , sentimiento de arrepentimiento y alteración psicomotora acompañado de dolor en miembros superiores e inferiores, dificultando en ocasiones la locomoción, hipersomnia (aumento del sueño), sensación de letargo, además de hipersensibilidad al juicio de los demás sobre su comportamiento.

4. Depresión de invierno o trastorno afectivo estacional:

Los cambios en las estaciones reflejan el estado de ánimo de las personas y la depresión estacional se repite durante el otoño y el invierno. Esto se debe a que con la menor incidencia de luz solar, hay una disminución de la vitamina D y la serotonina en el cuerpo, así como un aumento de la melatonina. La melatonina juega un papel importante en el ciclo circadiano, siendo responsable de regular el sueño. Debido a esto, las personas más vulnerables tienden a tener más o menos sueño, se vuelven apáticas, desanimadas, lentas e irritables. En la depresión invernal, la tasa de suicidios es alta en regiones donde hay poca luz. 

Atención: este artículo es solo para fines informativos y no se puede utilizar para el diagnóstico. Si se identifica con los síntomas, busque asistencia profesional especializada. Un psicólogo o psiquiatra puede ayudarlo. @mundiario

Los 4 tipos de depresión más comunes
Comentarios