4 preguntas que toda amante se debe hacer para no sufrir ninguna decepción

Las consecuencias de ser la amante.
Las consecuencias de ser la amante.

Hablemos claro. ¿Tienes una aventura con un hombre casado? Has de saber que no todo es tan bonito como él te lo pinta. Ser 'la otra' tiene sus riesgos, protégete.

4 preguntas que toda amante se debe hacer para no sufrir ninguna decepción

El papel de una amante en un triángulo amoroso es a menudo tachado de depredador sin sentimientos o, en el plano sexual, como una irresistible tentación, pero para la mayoría de las mujeres que han sido o son amantes, es una posición compleja y difícil.

Los mensajes que obtenemos con esto del amor se centran demasiado en como conseguir a un hombre y nos olvidamos de las posibilidades que tenemos una vez que el hombre ya está interesado. El renovado sentimiento de amor y la lujuria no nos permite pensar con claridad, pero si te pones en la posición de “la otra” es importante que te hagas algunas preguntas y que consideres cuidadosamente cual es la mejor manera de protegerte.

1. ¿Qué esperas de una relación? El amor es una cosa: Puede existir independientemente de realidades externas. Lo que no solemos escuchar en las historias de amor es que esas realidades externas son muy importantes para una vida llena y feliz. El amor que te pide que sacrifiques una larga lista de cosas importantes para ti no merece la pena.

Así que, pregúntate: ¿Qué buscas en una relación? ¿Quieres un compañero de vida? ¿Quieres a alguien que te acompañe en las vacaciones familiares y que sea capaz de celebrar tu ascenso en el trabajo? ¿Quieres a alguien que esté a tu lado en el hospital si tus padres caen enfermos? Si estas son las cosas que quieres, debes saber que tu pareja no va a estar siempre disponible para todas ellas. Es tentador creer que pueda abandonar a su mujer para crear una vida contigo. Pero ten en cuenta que las estadísticas están en tu contra; sólo el 3% de los hombres acaban casándose con su amante.

2. ¿Qué te proporciona el ‘status’ de aventura? Hay un montón de elementos excitantes en una aventura. El amor y la lujuria pueden provocar arriesgadas y dramáticas situaciones. Quizás te sientas especial porque él está rompiendo sus votos por ti; quizás, incluso, te sientas poderosa. O quizás para ti, la aventura es una manera de mantener tus emociones tranquilas –para mantener distancia y una vida propia. Después de todo, tiene sus beneficios no tener que estar con la familia o pasar cada fin de semana juntos.

Pregúntate qué te hace sentir bien en este escenario y sé consciente de lo que te ofrece el papel de amante. Después, pregúntate si hay alguna manera de conseguir eso para ti en una relación que vaya más en la línea de tu integridad.

3. ¿Estás preparada para ser ‘la mala’? Cada relación tiene sus propias complejidades, y es difícil entender realmente la dinámica desde fuera. Sin embargo, como amante, es importante que te prepares para las críticas negativas y las culpas. ¿Estás preparada para responsabilizarte de tu opción y las consecuencias que puede acarrear? Pregúntate como te sentirías si personas importantes en tu vida se enteran de tu aventura. Esto te ayudará a ver tus propios valores y si estás comprometida contigo misma. ¿Qué más estás arriesgando?

También has de saber que si la aventura sale a la luz o tu pareja decide ponerle fin, sufrirás un corte abrupto y duro emocionalmente. Te gustaría que te tratasen con respeto, pero tendrás poco que decir o derecho a negociar el final de la relación si tu pareja está intentando arreglar la situación con su mujer.

4. ¿Tienes apoyo? Necesitas a alguien a quien contarle tus confidencias, así podrás procesar lo que estás sintiendo. Te será de mucha ayuda si se trata de alguien que no tome partido y te ayude a ver la situación desde fuera. Aunque sea doloroso, recuerda que al menos hay tres personas involucradas (más si hay familia), y cada una de las partes merece consideración. La esposa no es tu enemigo, y ver las cosas en blanco y negro no te servirá de nada. Y si decides marchar o si tu pareja pone fin a la relación, necesitarás tiempo para el duelo. Consigue ayuda de alguien que entienda que decir adiós a un amante es duro, independientemente de que como haya sido la relación.

4 preguntas que toda amante se debe hacer para no sufrir ninguna decepción
Comentarios