Buscar

MUNDIARIO

Más que en salvar la Navidad se piensa en salvar a la gente de la pandemia

Tanto el Gobierno como las comunidades autónomas quieren unas fiestas contenidas, pero sin impedir que las familias se reúnan. De momento persisten algunas discrepancias en cuanto a la flexibilidad de las medidas.

Más que en salvar la Navidad se piensa en salvar a la gente de la pandemia
Salvador Illa. / RRSS.
Salvador Illa. / RRSS.

Redacción

Análisis de @mundiario

El Ministerio de Sanidad ha dividido a la población en 15 grupos para que reciban la vacuna contra la Covid19. Así lo ha indicado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una comparencia de prensa, indicando también que "Bruselas está adquiriendo vacunas de hasta siete compañías precisamente porque no se sabe cuáles son las que finalmente se aprobarán". Más que en salvar la Navidad se piensa en salvar a la gente de la pandemia. Lo cierto es que tanto el Gobierno como las comunidades autónomas quieren unas fiestas contenidas, pero sin impedir que las familias se reúnan. De momento persisten algunas discrepancias en cuanto a la flexibilidad de las medidas.

Desde el Gobierno se sigue insistiendo en que la primera fase de vacunación comenzará en enero de 2021 y que habrá tres fases, que se corresponden con los tres primeros trimestres del año. En la primera fase entran los ingresados en residencias, el personal que les atiende, el resto de los sanitarios y las personas con gran discapacidad, que suman unos 2,5 millones de personas.

Los 15 grupos en los que el Gobierno ha dividio a la población española para vacunarse contra la Covid19 son los siguientes:

1. El personal sanitario y sociosanitario.

2. Las personas residentes en centros de personas mayores.

3. La población general más grande de 64 años.

4. Las personas con gran discapacidad.

5. Las personas con condiciones de riesgo "según la evidencia científica", tanto las que tienen riesgo alto como las que tienen medio o bajo.

6. Las personas que viven o trabajan en comunidades en entornos cerrados.

7. Las personas vulnerables por su situación socioeconómica.

8. Las personas con trabajos esenciales.

9. Todo el personal docente.

10. Toda la población infantil.

11. Toda la población adolescente y joven mayor de 16 años.

12. El conjunto de la población adulta.

13. La población en áreas de alta incidencia o en situaciones que se ven afectadas por la posibilidad de brotes.

14. Las mujeres embarazadas y madres en lactancia natural.

15. Las personas que ya han pasado la Covid-19 y tienen anticuerpos.

Así como los grupos que entran en la primera fase de vacunación están decididos (los ingresados en residencias, el personal que les atiende, el resto de los sanitarios y las personas con gran discapacidad), el cómo se organizarán los grupos en las siguientes fases está por decidirse. "Se decidirá quiénes serán prioritarios en la etapa dos y la tres. Será una decisión flexible, que se tomará por los técnicos cuando tengamos más datos de las vacunas y la disponibilidad de las mismas. La estrategia se va a ir actualizando”, ha explicado Illa.

Aunque aparentemente, la organización por grupos está controlada, hay un factor que Sanidad no controla: qué vacunas llegarán, cuándo lo harán y en qué cantidad. Sanidad, a través de la Unión Europea, tiene firmados o ultimados contratos con seis farmacéuticas (AstraZeneca, Sanofi-GSK, Janssen, BioNTech-Pfizer, CureVac y Moderna). A España le corresponden 140 millones de dosis, que equivalen a 80 millones de inmunizaciones (la mayoría requiere doble dosis), casi el doble que de ciudadanos.

La vacunación será voluntaria y, por el momento, no se ha planteado establecer el requisito de vacunación para realizar determinadas actividades. @mundiario