10 consejos para preparar tus oposiciones a Secundaria

Chico estudiando. / cottonbro. / Pexels
Chico estudiando. / cottonbro. / Pexels
La experiencia a lo largo de estos últimos años en tribunales y en la preparación de opositores obliga a replantear algunos aspectos sobre la manera de afrontar estas pruebas que pueden sorprender al lector interesado.
10 consejos para preparar tus oposiciones a Secundaria

La experiencia a lo largo de estos últimos años en tribunales y en la preparación de opositores obliga a replantear algunos aspectos sobre la manera de afrontar estas pruebas que pueden sorprender al lector interesado. Por ello, voy a ser lo más sincero posible para evitar que opositores y estudiantes malgasten su tiempo y su dinero.

Nadie duda de que, alrededor de las Oposiciones a Secundaria, hay multitud de academias, publicaciones de temarios, preparadores, gestoras educativas y plataformas online, esto es, existe un auténtico lobby empresarial alrededor del mundo del opositor.

Por esta razón, si has pensado en prepararte para ser profesor de Secundaria y Bachillerato, te recomiendo que revises el siguiente decálogo; diez consejos que has de tener presente antes y durante tu formación.

1. Prepara tu propio temario. Elabora al menos treinta temas de contenidos (que domines) con bibliografía actualizada. No te limites a memorizar temarios que la mayor parte de tus colegas va a adquirir a través de academias o editoriales sin un punto de vista personal como es tu propia sensibilidad hacia temas literarios, por ejemplo.

2. Desconfía de academias que no se esfuerzan en preparar la fase práctica de tu Oposición. Hay muchos estafadores en este ámbito. Si encuentras carencia de exigencia en tus profesores y una notable improvisación en sus clases, huye. Necesitas presión y que corrijan tus comentarios con frecuente periodicidad. Si, en tu academia, apenas hacéis comentarios y no te mandan tarea para casa, repito: HUYE.

3. Es muy importante que focalices tu atención en la fase práctica. La mayor parte de opositores se obsesionan con preparar la Fase de Programación didáctica y descuidan el estudio de temas y la realización de comentarios. La selección de los profesores que obtendrán la plaza al Cuerpo de Secundaria se realiza en la Parte de comentario. La mayoría de suspensos se produce en esa parte. Por esa razón, es muy importante que tu preparador ocupe la mayoría de las sesiones en tareas de análisis textual.

4. Recomiendo que leas textos literarios íntegros o trabajos de Lingüística de los temas que has preparado, pues te aportarán mayor seguridad en el estudio, profundización y desarrollo de los contenidos. Si no has leído ninguna obra de Galdós, no prepares ese tema. Te sentirás inseguro y serás más susceptible de cometer errores graves.

5. Revisa libros de texto de ESO y Bachillerato, pues los temas que estudies deben seguir pautas, estructura y contenidos afines a los epígrafes de esos materiales.

De nada sirve que te prepares un tema de literatura medieval sin tener en cuenta qué contenidos manejan los profesores de Secundaria y Bachillerato con sus alumnos en ese punto.

Puedes hacer un tema brillante del mester de clerecía, pero quizá tu enfoque filológico se aleja de aquellos contenidos más prácticos que tu Tribunal, formado por docentes, imparte según el Currículo y los materiales didácticos que emplea en el aula.

6. Estudia, memoriza y lee antologías de textos renacentistas y barrocos, pues es frecuente que los textos de tu examen sean textos representativos de obras o autores de nuestra tradición literaria. Además, el hecho de tener un repertorio en tu memoria de esta clase de textos ayudará a enriquecer tus temas y tus comentarios.

7. Consulta a los profesores del centro educativo donde estudiaste para que te aporten una visión realista de la situación educativa. Toma notas de las carencias de los alumnos según su experiencia, así como de las actividades y recursos que emplean para afrontar las dificultades de aprendizaje en el aula.

Esta iniciativa posibilitará que elabores aplicaciones didácticas para tu programación o temario que no se inspiren en un idealismo vacuo y estéril.

8. Infórmate de los libros de lectura obligatoria y optativa que se emplean en la provincia donde te presentas a los exámenes. ¿Por qué? Porque habrás de emplearte a fondo en algunos temas de literatura que, seguramente, el Tribunal conoce muy bien si forman parte del Currículo de Segundo de Bachillerato. No puedo estudiar a Juan Ramón Jiménez de forma superficial, infravalorando la capacidad de mis examinadores, si resulta que ese autor forma parte de las lecturas obligatorias para las pruebas de EBAU.

9. Aprende a redactar y a expresar razonamientos con concisión y evitando coloquialismos. Las introducciones a las ediciones críticas de obras literarias pueden ayudarte en el aprendizaje de un estilo cuidado y exento de anacolutos o digresiones.

10. Por último, sé consciente de que, si no has hecho comentarios a lo largo del curso y no has preparado (personalmente) más de treinta temas, tus opciones para acceder a una plaza serán escasísimas. Has de ver la preparación a las Oposiciones como una fase de tu formación docente y filológica. Probablemente, aprendas mucho más en este periodo que, en algunos cursos de tu carrera universitaria.

Espero que estos consejos ayuden a muchos de vosotros en la preparación de las distintas fases de la Oposición a Secundaria. No olvides que has de convencer a tu preparador y a ti mismo de que has trabajado lo suficiente para poder obtener una buena nota en tus exámenes.

Una Oposición no es aprobar una asignatura de una carrera, ni siquiera un curso entero. Se requiere mucho trabajo de fondo, así que has de ser consciente de que vas a dedicar muchas horas, no solo a estudiar, sino también a preparar materiales y a realizar comentarios prácticos.

Si alguien te dice lo contrario, te está engañando y se está aprovechando de tu ingenuidad o inexperiencia para arruinarte. @mundiario

10 consejos para preparar tus oposiciones a Secundaria
Comentarios