10 aspectos del porno que son leyendas urbanas

Bella Vendetta, actriz de porno alternativo. / bellavendetta.com
Bella Vendetta, actriz de porno alternativo. / bellavendetta.com

Desde que los orgasmos no son reales, a afirmar que todo el porno es igual o que las pronostars siempre quieren sexo... ¿Cuáles son los mitos de la insdustria pornográfica?

10 aspectos del porno que son leyendas urbanas

Bella Vendetta, dominatriz y estrella del porno alternativo, arroja algo de luz sobre cuestiones que suelen empañar a la industria del porno. Así surgen estas 10 ideas erróneas:

1> El sexo en el porno no es real. Vendetta explica que sí lo es. Hay penetraciones verdaderas aunque la puesta en escena suela ser algo poco creíble que pueda suceder. “En la vida real la gente tiene sexo de todas las maneras posibles”, afirma la estrella del porno alternativo, por lo que el cine porno traslada a la pantalla esas diferentes maneras.

2> Todo el porno es igual. Sí, es sexo pero No, hay porno lésbico, bondage, orgías, gótico, hardcore, BDSM, artístico, etc. Cada vez las opciones de ver distinto tipo de porno es mayor.

3> Las actrices de porno han pasado por quirófano. “No nos hemos dado cuenta porque nos limitamos a buscar porno en tube sites y no pagamos por el porno que en verdad nos gustaría ver.”, declara la actriz en referencia a esta afirmación. Según su experiencia, es falso que todas las actrices que se dedican al porno se han operado. Hay quien sí y hay quien no, como en la vida real.

4> Las mujeres, en el porno, fingen orgasmos. Lo mismo que antes, hay quien sí y hay quien no. Pero Bella explica que hay productoras especializadas en orgasmos femeninos reales.

5> El porno está hecho por hombres y para hombres. Esta afirmación está claramente obsoleta teniendo en cuenta el actual movimiento de pornografía femenina y feminista que existe y la cada vez más presente figura de la mujer es puestos de edición, producción o dirección en esta industria.

6> Las estrellas porno se drogan. Esta generalización vuelve a ser errónea y de nuevo, hay que apelar a la vida real. La gente que trabaja en la industria del cine es muy diversa y lo hace por muy diversas razones.

7> Las estrella porno sufrieron abuso infantil. “Conozco a muchas personas en el porno que crecieron con lindas familias en los suburbios, que fueron a la universidad y obtuvieron títulos, y que más tarde decidieron que querían probar con el porno porque los hacía sentir sexis, y no porque necesitaran trabajar, porque tuviera algún problema personal o por hacer un manifiesto político.”, afirma Vendetta.

8> Las estrellas porno tienen mucho dinero. “Es un trabajo. Un trabajo de tiempo completo requiere habilidad, clase y tacto para alcanzar el éxito. Así que si crees que es fácil y que cualquiera puede hacerlo, que lo único que hay que hacer es levantarse la falda para que el dinero caiga del cielo, te equivocas. ¡Es un trabajo!”, afirma la actriz. Y añade que hay muchos actores y actrices de calidad que ni siquiera tienen contratos con las productoras.

9> Actriz porno igual a prostituta. Se trata de cine y las mujeres u hombres que protagonizan estas películas no se acuestan en su vida real con cualquiera. Así lo ha visto Bella Vendetta.

10> Las pornstars quieres acostarse contigo. “Lo sé, piensas que todas estamos muy calientes todo el tiempo, vagando por la casa en tacones de 12 centímetros y lencería, buscando penes al azar en la calle y masturbándonos mientras deseamos con ansias que uno de nuestros fans haya descargado ilegalmente nuestra última película, para que nos ofrezca acostarse con nosotras... Pero no es así”, concluye la actriz.

10 aspectos del porno que son leyendas urbanas
Comentarios