El brote de gripe aviar en vacas lecheras de EE UU se expande

Vacas con gripe aviar. / RR.SS.
Vacas con gripe aviar. / RR.SS.

Las autoridades sanitarias estadounidenses han reportado que ocho estados declararon la presencia de la enfermedad en sus rebaños que ya han sido puestos en aislamiento.

El brote de gripe aviar en vacas lecheras de EE UU se expande

Un reciente brote de gripe aviar en vacas lecheras de Estados Unidos ha causado alarma al propagarse a más de dos docenas de rebaños en ocho estados del país. Este evento, que se suma al descubrimiento del virus en gallinas ponedoras en semanas anteriores, ha generado inquietud en la industria alimentaria y la población en general.

Las autoridades sanitarias estadounidenses aseguran que el riesgo para la población es bajo y que el suministro de alimentos sigue siendo seguro. Sin embargo, la cepa de gripe aviar, identificada como Tipo A H5N1, ha sido detectada en múltiples rebaños lecheros, lo que plantea preocupaciones sobre la propagación del virus entre los animales.

Hasta la fecha, el virus se ha encontrado en al menos 26 rebaños en ocho estados diferentes, incluyendo Idaho, Kansas, Michigan, Nuevo México, Carolina del Norte, Ohio, Texas y Dakota del Sur. Aunque el virus ha afectado principalmente a las vacas lecheras, no se descarta la posibilidad de que se propague entre otros mamíferos cercanos en el futuro.

Los síntomas de la infección en las vacas incluyen letargo y una disminución significativa en la producción de leche. Los ganaderos están tomando medidas para aislar a los animales infectados y garantizar la seguridad de los productos lácteos. A pesar de esto, las autoridades han restringido las importaciones de ganado lechero de estados afectados.

Además del impacto en la producción láctea, el brote también ha afectado al mayor productor de huevos del EE UU, que tuvo que suspender temporalmente las operaciones en una de sus plantas más importantes después de descubrir cepas de gripe aviar en sus gallinas. Aunque la empresa asegura que los huevos en el mercado no están en riesgo, se han sacrificado millones de aves como medida de precaución.

Las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria se centran en la leche sin pasteurizar, ya que las autoridades no tienen información suficiente sobre la posible transmisión del virus a través de este producto. Aunque no se ha detectado el virus en productos lácteos comerciales fuera del país, se recomienda evitar el consumo de leche no pasteurizada o quesos elaborados con leche de vacas infectadas.

A pesar de las garantías de seguridad alimentaria, algunos expertos advierten sobre la evolución del virus y la necesidad de seguir investigando para comprender mejor su comportamiento y riesgos potenciales. La situación sigue siendo monitoreada de cerca por las autoridades sanitarias y agrícolas para prevenir una mayor propagación y proteger la salud pública. @mundiario

Comentarios