Hace 30 años el dúo Azul y Negro editó el primer CD de un grupo musical en España

azul y negro
Portada de Suspense (1984). El primer CD publicado en España

Los fundadores del tecno pop en España fueron también los pioneros en editar un disco en CD en 1984, cuando nadie disponía todavía de un reproductor.

Hace 30 años el dúo Azul y Negro editó el primer CD de un grupo musical en España

“Es una pregunta de Trivial”. Con esta respuesta es con la que le gusta bromear a Carlos García-Vaso, fundador y líder de Azul y Negro, cuando se le recuerda que su grupo fue el primero en publicar un CD en España. Y es que, efectivamente, los autores de aquellas melodías que contribuyeron enormemente al auge del ciclismo en España –nadie olvidará jamás aquel “Me Estoy Volviendo Loco” de 1982 o el “Con Los Dedos De Una Mano” del año siguiente- fueron también los primeros en editar un disco en España en un formato completamente desconocido en aquel entonces.

Corría el año 1984 cuando Azul y Negro publicaron su cuarto disco tras el éxito de los tres anteriores que les auparon a lo más alto de las listas de ventas. Temas como los anteriormente mencionados o como The Night, les encumbraron en un concepto jamás visto hasta entonces: las tradicionales formaciones de vocalista-guitarra-bajo-batería eran sustituidas por dos individuos detrás de unos aparatejos que creaban unos sonidos desconocidos para el público. Ya teníamos en España a nuestros particulares Kraftwerk. Pero faltaba por llegar la verdadera innovación: la publicación de este primer CD en España.

Y ese honor correspondió al álbum Suspense. Un disco que contaba con piezas como la que le da título al LP, como Funky Punky Girl (sintonía de la Vuelta a Cataluña de 1984), El Hombre Lobo o los temas Hitchcock Makes Me Happy y Agua de Luna, sintonías de aquel famoso concurso de TVE llamado Los Sabios, aquel en el que la archiconocida Isabel Gemio debutó en la pequeña pantalla.

De aquella tirada de compact disc solo se lanzaron menos de 500. Y era lógico. Nadie en nuestro país (y en muy pocos países) disponía aún de un reproductor de CD. NI siquiera el propio Carlos García-Vaso tenía uno, y tuvo que ser la multinacional Philips, propietaria de su discográfica y desarrolladora de la tecnología digital, la que le regalase uno para poder escuchar el disco. Hoy en día esas escasas copias se cotizan en varios cientos de euros en los portales de subastas en internet. Obviamente el álbum también se publicó en los formatos habituales entonces del vinilo y el cassette, llegando a figurar más de 20 semanas en las listas de superventas. Algo que ya era habitual en Azul y Negro disco tras disco.

Aún habrían de pasar unos años para que la tecnología del CD se afianzase en nuestro país, con lo que la publicación de Suspense en 1984 no fue seguida en los siguientes discos. Ni de Azul y Negro ni de ningún otro artista nacional o internacional. Pero el dato ya estaba ahí, con esa pionera publicación de un disco en España en un formato que años después monopolizaría casi en su totalidad el mercado.

La formación original de Azul y Negro (Carlos García-Vaso y Joaquín Montoya) se disolvería definitivamente en 1993, retomando nuevamente en 1998 el proyecto Carlos ya en solitario y con diversos colaboradores. Fruto de esta nueva etapa, son los 12 álbumes publicados desde esa fecha y que se pueden consultar en su web www.azulynegro.com . Una etapa en la que Azul y Negro ha vuelto a ser pionero en otros dos hechos más: en la publicación del primer disco con sonido 5.1 nativo (ISS de 2003) y –ya como curiosidad- en la publicación del primer sello de curso legal con la portada de un álbum (Makes Me Happy de 2007).

Todos estos hechos (sintonías de la Vuelta Ciclista, edición del primer CD en España, sonido innovador en aquel entonces, discos de oro,…) hacen que Azul y Negro sean una formación a la cual el panorama musical español tenga una deuda y un homenaje pendiente con ellos. Esperemos que algún día se produzca. Méritos han hecho para ello.

Hace 30 años el dúo Azul y Negro editó el primer CD de un grupo musical en España
Comentarios