El GTA Spano de las carreteras valencianas al cine en 'Need for Speed'

gta-spano-kinepolis-1-960x400_opt
gta-spano-kinepolis-1-960x400_opt

El superdeportivo español compartirá cartel con los modelos más emblemáticos de todo el mundo en la película de una de las franquicias de videojuegos más vendidos de la historia.

El GTA Spano de las carreteras valencianas al cine en 'Need for Speed'

Este fin de semana se estrena en los cines españoles la esperada película de la saga de videojuegos Need for Speed. Se trata se una película que narra la historia de Tobey Marshal un mecánico y piloto de carreras callejeras, que tras salir de la cárcel busca vengarse que quienes le traicionaron, como no, en una carrera. Para ello se embarca en un trepidante viaje a través de Estados Unidos, lleno de persecuciones y desafíos, que trata de recordar las míticas “road movie” de los 60 y 70, para llegar a la carrera final.

Pero quizás lo más llamativo para nosotros es que en Dreamworks se hayan fijado en el GTA Spano para participar en una película que lleva al cine una saga de videojuegos con más de 17 entregas y miles de vehículos.  Y es que lo primero que podríamos pensar es que podría tratarse de uno más en una película coral o de una aparición esporádica. La realidad es bien diferente, puesto que es uno de los siete protagonistas de la carrera final. Así comparte cartel con figuras como el Bugatti Veyron, el Koeninsegg Agera R, Mclaren P1, Lamborghini Sesto Elemento, Saleen S7 y Shelby GT 500.

Made in Spain

Y es que quizás lo más llamativo del GTA es que está desarrollado y construido en España, en Valencia para ser más precisos. El Spano es el resultado del sueño de Domingo Ochoa, fundador de la compañía, que aspiraba a seguir la senda de fabricantes de superdeportivos españoles como Pegaso e Hispano Suiza. Tras casi dos décadas dedicado al mundo de la competición, decidió que era el momento de apostar por un sueño. Así desde 2.005 se empezó a trabajar en secreto para en 2.008 mostrar el primer prototipo. Sin embargo los inicios no han sido sencillos, ya que al trabajo de desarrollo han tenido que sumar el de la búsqueda de inversores, para sacar adelante un proyecto que amenazaba con paralizarse debido a los retrasos, y todo ello manteniendo el secretismo indispensable en estos casos. A día de hoy ya han sido fabricados los primeros modelos, y gran parte de los 99 vehículos que se fabricarán ya tienen propietario.

Patentes mundiales

Lo más sorprendente del GTA Spano es que no se trata de un simple chasis tubular adaptado de los circuitos a la carretera. Estamos ante un modelo desarrollado de principio a fin en España, que cuenta además con varias patentes mundiales propias, algunas no difundidas,  que marcan la referencia en el segmento.

El Spano cuenta con un motor V10 de 8.400 centímetros cúbicos, de orígen Dodge al que los ingenieros de GTA han conseguido extraer 925 CV y un par de 1.250 Nm, gracias a diversas mejoras como el uso de un turbocompresor. Con ese potencial alcanza una velocidad máxima de 350 km/h, sólo necesita 2,9 segundos para el 0/100km/h. Está disponible con cambio manual y secuencial con levas al volante, y su dinamismo ha sido puesto a punto en diversos circuitos de manos del piloto Borja García.

La mayor novedad es su peso, y es que el Spano en orden de marcha se conforma con sólo 1.350 kilogramos. Para ello dispone de un chasis fabricado en fibra de carbono, titanio y kevlar (una de sus patentes) que sólo pesa 80 kg, y que ofrece una rigidez estructural nunca vista. Para hacernos una idea del nivel de desarrollo, modelos emblemáticos como el Lamborghini Aventador, necesitan 147 kg para el chasis.

El interior se encuentra a la altura de la exclusividad del producto, con profusión de cuero y materiales nobles. Llama la atención la ausencia de cuadro de instrumentos que se sustituye por una pantalla en la que se puede configurar los datos que se quieren visualizar. En la consola nos encontramos con otra gran pantalla, en la que podremos visualizar la parte trasera, ya que carece de retrovisor central, así como manejar la telemática del vehículo. Destaca sobre todo lo demás el gran techo acristalado, que además ofrece la posibilidad de oscurecerse de forma gradual, pulsando un botón. El techo del Spano es una novedad mundial y otra de las patentes de GTA.

Reconocimiento mundial

Y es que ahora que tanto se habla de la marca España, aquí tenemos un gran exponente de nuestra tecnología. Y es que la aparición del Spano en “Need for Speed” no es una frivolidad, si no la consecuencia de un trabajo de difusión de varios años. Así el GTA ha estado presente desde en las dos últimas ediciones del festival de la velocidad de Goodwood, uno de los más importantes del mundo. Es uno de los protagonistas del videojuego “Asphalt 8: Airbone”, ha pasado por el salón de Ginebra, París o el motor show de Dubai. Y, por ahora, se han dado el gusto de decir no al conocido programa “Top Gear” de la BBC.

El futuro

Y es que en GTA no se quedan quietos, así mientras buscan a los últimos propietarios capaces de desembolsar los 570.000€ más impuestos que cuesta el Spano, ya hay nuevos proyectos en cartera para el futuro. El primero será una versión R del Spano, que en principio se destinaría para circuitos, que podría superar los 1.000 CV. También se está trabajando en una versión descapotable para los clientes más exclusivos.  En ambos casos la producción será aún más limitada que la del Spano, ya que la exclusividad es un valor al alza. Y a partir de ahí vuelta a empezar, porque el sueño de Domingo Ochoa continúa, aunque evidentemente por ahora es secreto.

El GTA Spano de las carreteras valencianas al cine en 'Need for Speed'
Comentarios