La dieta que mejora la salud cardiovascular

Una dieta compuesta por mayores cantidades de frutas, verduras, nueces, legumbres, pescado y lácteos enteros es vital para la salud cardiovascular. Pixabay
Una dieta compuesta por mayores cantidades de frutas, verduras, nueces, legumbres, pescado y lácteos enteros es vital para la salud cardiovascular. / Pixabay

Un estudio concluyó que algunos alimentos son vitales para evitar el riesgo temprano de padecer problemas en el corazón y los vasos sanguíneos, donde la causa principal es el endurecimiento de las arterias.

 

La dieta que mejora la salud cardiovascular

En el artículo la combinación de ejercicios reduce las muertes subrayé que debemos considerar tener una alimentación equilibrada, que incluya una hidratación adecuada; entonces, ¿cuáles alimentos podrían ser importantes para evitar las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT)?

Como sabemos, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte; y en este aspecto existe un estudio que concluyó que, dentro de todo el espectro de opciones, son seis los alimentos necesarios incluir para evitar el riesgo temprano de padecer enfermedades cardiovasculares, que son aquellas que involucran problemas con el corazón y los vasos sanguíneos, donde la causa principal es la aterosclerosis o, también, conocida como el endurecimiento de las arterias: por la acumulación de grasa (placas), colesterol y otras sustancias en las paredes arteriales. En el transcurso de la vida, estas placas terminan por estrechar u obstruir, parcial o completamente, las arterias y causan problemas en todo el cuerpo, al comprometer la llegada de la sangre a órganos vitales como el corazón, el cerebro y el riñón.

Existe una nueva investigación canadiense, que tuvo un alcance mundial y se ocupó de aquellos alimentos considerados saludables; fue realizada en la Universidad McMaster de Canadá y Hamilton Health Sciences en el Instituto de Investigación de la Salud de la Población (PHRI, por sus siglas en inglés) y descubrieron que consumir una combinación de alimentos como las verduras, frutas, nueces, legumbres, pescado y productos lácteos enteros  son casi vitales, al reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV), incluido los accidentes cerebrovasculares y los ataques cardíacos. Asimismo, se pueden incluir cantidades moderadas de carnes sin procesar y granos integrales, lo que contribuye a una mayor salud del sistema vascular. Por otras investigaciones sabemos que los alimentos ultraprocesados son considerados nocivos, por lo que deben evitarse.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2019, se estimó que unas 18 millones de personas murieron a causa de ECV. Y esta lamentable cifra nos dicen dos cosas:

> Representa el 32% de todas las muertes en el mundo,

> Y el 85% de los casos fue por ataques cardíacos y/o accidentes cerebrovasculares.

PARTICIPANTES

Los investigadores de la red Hamilton Health Sciences, en el Instituto de Investigación de la Salud de la Población (PHRI), examinaron los datos de 245.000 personas de 80 países; los resultados fueron publicados el 06 de julio de 2023, en el European Heart Journal (revista europea de salud) en un artículo titulado Dieta, enfermedades cardiovasculares y mortalidad en 80 países; los OBJETIVOS fueron desarrollar una puntuación de una dieta saludable que esté asociada con resultados de salud y que sea aplicable a nivel mundial, utilizando datos del estudio epidemiológico prospectivo urbano y rural (Prospective Urban Rural Epidemiology: PURE), para, luego, replicarlas en cinco estudios independientes que les permitiera medir los resultados de salud, en diferentes regiones del mundo (de países con ingresos altos, medios y bajos) y en personas con y sin ECV previas.

LAS CONCLUSIONES

Este estudio de Puntuación de una dieta saludable-PURE (PURE Healthy Diet Score) que puso énfasis en las relaciones entre la alimentación y la salud cardiovascular, no solo fue global sino que se centró en aquellos alimentos que eran considerados protectores o naturales. Y llegó a la conclusión de que "una dieta compuesta por mayores cantidades de frutas, verduras, nueces, legumbres, pescado y lácteos enteros se asocia con menores enfermedades cardiovasculares y mortalidad en todas las regiones del mundo, especialmente en países con menores ingresos donde el consumo de estos alimentos es bajo".

El investigador principal, Andrew Mente, subrayó que cantidades moderadas de pescado y productos lácteos enteros se asocian con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y mortalidad; por ejemplo, una porción de pescado a la plancha con verduras es una excelente opción para el almuerzo o la cena. Asimismo, “se pueden lograr los mismos resultados de salud con un consumo moderado de granos y carnes, siempre que sean granos integrales sin refinar y carnes sin procesar”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2019, estimó que unas 18 millones de personas murieron a causa de las enfermedades cardiovasculares. Pixabay
La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2019, estimó que unas 18 millones de personas murieron a causa de las enfermedades cardiovasculares. / Pixabay

RECOMENDACIONES

El estudio de Puntuación de una dieta saludable, PURE (PURE Healthy Diet Score), recomienda mantener una ingesta diaria promedio de:

> dos o tres porciones de frutas y verduras;

> una porción de nueces y dos porciones de lácteos;

> tres a cuatro raciones semanales de legumbres y

> dos a tres raciones semanales de pescado.

> Como sustitutos saludables, se pueden incluir una porción diaria de cereales integrales  y carnes rojas o aves sin procesar. @mundiario

Comentarios