Poio, zurrón lleno de patrimonio marinero y etnográfico

rupestres A Caeira
La Laxe do Xugo, la de Lebres y la Pedra Grande de Montecelo tienen la distinción de Monumento Histórico Artístico. / HGgT
Más de 15 km de costa bañada de playas y calas, más de 20 grabados rupestres, el Monasterio de San Xoán, el Conjunto Histórico de Combarro y una reseñable oferta gastronómica.
Poio, zurrón lleno de patrimonio marinero y etnográfico

Poio esconde un rico patrimonio cultural, etnográfico, marinero y natural que hace de este municipio una de las “joyas” de las Rías Baixas. Dos son los recursos turísticos más destacables y visitados: el Monasterio de San Xoán de Poio y el Conjunto Histórico de Combarro, pero Poio puede presumir de muchos más atractivos y alternativas de ocio en un territorio que en pocos metros cuadrados pasa del mar a la montaña. Este hecho, subraya la revista HGgT, lo convierte en un paraje espectacular para gozar de la naturaleza y los deportes al aire libre. 

Algunos ejemplos son las diversas rutas por la naturaleza disfrutando de paseos entre molinos, regatos y cascadas en las rutas de los Muíños de Freixa y de las Fervenzas do Pereiro. 

La senda Ostreira y la del Laño

Más de 15 quilómetros de costa bañada de playas y calas de tranquilas aguas y fina arena entre las que destacan la de Cabaceira en Lourido, la de Xiorto en Raxó y la playa del Laño en Samieira. Dos sendas, la de la Ostreira y la del Laño, que recorren gran parte del litoral del municipio y unas espectaculares vistas desde los numerosos miradores del Monte Castrove, desde donde se puede observar prácticamente la totalidad de la ría de Pontevedra. 

Hablando de la senda de la Ostreira (y de ahí su nombre), en la franja litoral que va entre Campelo y A Seca fue donde se construyó en el año 1868 el primer parque de ostricultura de la Península Ibérica para la cría y propagación de este molusco. Aún se observan en la actualidad los restos de la ostrera, al lado de la Illa (illote) dos Ratos. 

Merece la pena, una vez llegados a Poio, la visita al área arqueológica de A Caeira, con más de 20 grabados rupestres. La Laxe do Xugo, la Laxe das Lebres y la Piedra Grande de Montecelo están considerados Monumentos Histórico Artísticos. 

Y que no pase desapercibida la Casa Museo Cristóbal Colón (Casa da Cruz), en A Puntada, que fue propiedad de la familia del navegante según varios investigadores. En el espacio expositivo se analizan las distintas teorías del origen gallego del descubridor. 

También es reseñable la oferta gastronómica del municipio, de hecho, Poio puede presumir de contar con dos restaurantes galardonados con la prestigiosa “estrella michelin” y numerosas fiestas que tienen como ámbito la exaltación gastronómica, siendo algunos ejemplos la Festa da Ameixa de Campelo, la Festa do Mexión o de los Callos… @mundiario

Poio, zurrón lleno de patrimonio marinero y etnográfico
Comentarios