El Tostado, pequeña historia de un vino grande

El tostado
Libro de Xabier Castro. Tostado. El vino noble de Galicia. / HGgT
Se para en el tostado del Ribeiro. Y sí, también tenemos un vino dulce con raíces para finalizar una ceremonia gastronómica total, un elixir concentrado, lleno de dulces reflexiones.
El Tostado, pequeña historia de un vino grande

El historiador y profesor Xabier Castro, a quién sigo cuando menos desde la aparición de “El galleguismo en la encrucijada republicana” (primera edición, mayo de 1985), derivó entrado el nuevo siglo por caminos más prosaicos y estrechos, las historias de las despensas sólidas y líquidas; de hecho, y después de más de una conversación sobre las cosas de beber, me honró conque le prologara “A la sombra  ejemplar de  los  parrales”, un libro con mucha  recopilación de datos sobre la cultura del vino. 

Me volvió a llamar para que le acompañara en la presentación, en el espacio Nemonon de Pontevedra, de su último libro, sobre el Tostado. Viene a ser, vistos los contenidos, lo que es esa copita final de un “tostado galego” después de un almuerzo harto, un paralelismo con su ya nutrida bibliografía. 

Unos tragos de elixir concentrado, la copita llena de dulzura y dulces reflexiones, pretendidamente concebida para una sobremesa satisfecha, exaltadora de las singularidades patrias, la ocasión para la reafirmación de las aportaciones de estas nuestras tierras del noroeste atlántico peninsular, esa simbolización de la civilización mediterránea que Braudel le otorga la vid.

Se para en el vino tostado del Ribeiro con el entusiasmo propio de un descubrimiento que redondea  el saber hacer de un país. Y sí, también tenemos un vino dulce con raíces para finalizar una ceremonia gastronómica total, como en la otra banda de la raya seca encontramos los fortificados “Portos” -los vintages, tan en alto que hasta a un Madera le cuesta meterse en la mesa- categorizados en la internacionalidad.

O por la banda cantábrica nos acercamos al país del Sauternes, la primera estrella mundial de los vinos dulces en el saber clásico... y más cerca de los nuestros (como también los Tokay húngaros) en la metodología de elaboración a partir de la sobremaduración: allá la vendimia tardía hasta la espera de la aparición de la botritis noble, aquí la pasificación previa de la Treixadura.

El rito nuestro del vino dulce

Matices que el autor, con memoria presencial en la Université de Rennes en las primeras docencias, compenetra apasionada y entregadamente con la uva, el país y la gente. Con el rito nuestro del vino dulce.

Con el “Tostado” Xabier Castro juega en casa, sobre todo en O Ribeiro o haciendo girar otras experiencias alrededor de sus vinos y su tostado mitificado, hasta implicarse apuntando él Tostado de Galicia, entre la pléyade de los grandes dulces de occidente, 

Como publiqué en la revista HGgT, hace falta “probar”, cuando menos, las ciento sesenta y pico de páginas del libro, y en seguida buscar lo que en ellas se enaltece. Y después, conocidos los antecedentes culturales de ese nuestro bien escaso, buscar la verdad final entre las escasas elaboraciones que se comercializan con esmero, a través de la vista, la nariz, y el paso por la boca. Y alabaremos a los dioses, seguramente... @mundiario

El Tostado, pequeña historia de un vino grande
Comentarios