Narón, 100 km a Compostela, punto de partida para muchos peregrinos

Naron km 100
Hito de piedra que marca los 100 km que faltan hasta Santiago. / HGgT
Testigo histórico del paso de caminantes hacia Compostela por el Camino Inglés, cuenta con todas las comodidades y servicios necesarios para el peregrino.
Narón, 100 km a Compostela, punto de partida para muchos peregrinos

La ciudad de Narón, con gran espíritu de acogida de peregrinos y dotada de servicios para ello, es uno de los puntos de partida para muchos de los caminantes que recorren este Camino Inglés. NARON 100, hito de piedra que marca los 100 km que faltan hasta la capital de Galicia, es el punto de partida para muchos peregrinos que, a partir de aquí, comienzan a disfrutar de cada paso de la ruta.

Cuenta con todas las comodidades y servicios necesarios para el peregrino: casi 600 plazas hoteleras en el entorno urbano y en zonas rurales, incluyendo aquellas adaptadas para personas con diversidad funcional, establecimientos donde prima la calidad y el trato personalizado, y una gastronomía asociada a los productos locales de excelencia culinaria, como los pimientos del Couto, los mariscos de la ría, las parrilladas de pescado y mariscos y el pulpo a la gallega.

Testigo histórico del paso de caminantes hacia Compostela a lo largo de la Historia. Primero encuentra el peregrino el Monasterio de San Martiño de Xuvia, también conocido como Monasterio del Couto. Edificio emblemático declarado BIC bajo la categoría de Monumento Histórico Artístico, supone el punto de partida del Camino a San Andrés de Teixido, otra ruta de peregrinación con la que la ruta jacobea comparte parte del recorrido inicial. Este cenobio, del que se desconoce su año de fundación, está vinculado a importantes episodios de la historia de Galicia, y llegó a ser uno de los monasterios más importantes de España en el siglo XII.

El siguiente punto a destacar es el molino de las Aceñas, que fue declarado Real Fábrica de harinas por Carlos IV en 1798, y que formaba parte de la importante red de molienda industrial francesa en el siglo XVIII. Utilizaba la energía combinada de los ríos y las mareas, a partir del agua que acumulaba su monumental presa, la mayor de Galicia y de toda la Península Ibérica, y que le permitía moler ingentes cantidades de trigo. Fue el último de los grandes molinos industriales de la Ilustración en dejar de moler.

Antes de abandonar Narón, la revista HGgT subraya dos últimas sorpresas para el caminante, un estímulo para afrontar los kilómetros que quedan. El molino de Xuvia, de 1775, que a principios del siglo XIX se transformó en la principal aceña del país en capacidad de producción y le permitía abastecer de harina a toda la comarca, además de exportar importantes excedentes.

Tramo del Camino Inglés, anfitriona de peregrinos

Y, para despedir este tramo del Camino Inglés que transcurre por el municipio de Narón, se encuentra la magnolia centenaria del Xuvia. Este increíble ejemplar de Magnolia grandiflora forma parte del Catálogo de Árboles Singulares de Galicia, y es uno de los más antiguos del continente. Los más de 6 metros de perímetro de su tronco la convierten en la mayor de su especie en Galicia, y en una de las más antiguas del continente.

Es precisamente esta magnolia, la vecina más longeva del territorio, la que despide con un “Hasta la próxima” al caminante que seguirá su andadura hasta Santiago, tras disfrutar de su paso por Narón. Todo un privilegio para esta ciudad anfitriona de peregrinos. @mundiario

Narón, 100 km a Compostela, punto de partida para muchos peregrinos
Comentarios