Cela y Camba, dos efemérides, dos compañeros de viaje y mesa

Página 14 de la revista HGgT 234. HGgT
Página 14 de la revista HGgT 234. HGgT
Este año registra los aniversarios de dos autores gallegos y universales. Se cumplen 20 años del “pasamento” de C.J. Cela (Del Miño al Bidasoa) y 60 del de J. Camba (La Casa de Lúculo).
Cela y Camba, dos efemérides, dos compañeros de viaje y mesa

Camba, que como periodista nos legó en las páginas de ABC principalmente sabiduría prolija y experiencias aprendidas y contrastadas en sus viajes por Europa, brinda asimismo a los andarines del mundo otras obras entre las que Playas, ciudades y montañas, La ciudad automática o La Rana Viajera se convertirán en sugerentes compa- ñeros por los caminos. Pero a la hora del condumio en clave gallega y sobre todo universal, así como los comportamientos sociales al caso, la sabiduría.

El año 2022 registra dos aniversarios cuyas fechas -sin sumar centenarios o los socialmente celebrados años de bronce, plata u oro- redondean sendas perspectivas sobre dos autores gallegos y universales cuya obra nos lega compañía idónea para el viaje vinculado a la tierra y la buena mesa pegada al terruño que recomendamos en la edición especial Ferial de la revista HGg&T. Se cumplen 20 años del “pasamento” de C.J. Cela (Del Miño al Bidasoa) y 60 del de J. Camba (La Casa de Lúculo). 

Este y otro legado de ambos autores se me antojan sendos compañeros de viaje para quien se anime a recorrer los caminos establecidos y los transversales que proponemos en estas páginas. Camilo José Cela y Trulok nació el 11 de mayo de 1916 en Iria  Flavia, Julio Camba nació en Vilanova de Arousa el 16 de diciembre de 1884 y murió en Madrid el 28 de febrero de 1962. Ambos insignes escritores, periodistas, hedonistas y epicúreos de muy diferente compromiso ideológico y posicionamiento social y profesional, anduvieron el Camino Portugués que une tierras pontevedresas y coruñesas camino de Compostela, dejando atrás los remontes del Ulla y el mar que inmediatamente lo absorbe. Y ambos nos legaron páginas imborrables para el buen viaje y la buena mesa que cobran plena vigencia y oportunidad en este 2022, año jubilar bis.

El Arte de comer y Notas de un vagabundaje

La Casa de Lúculo o el Arte de comer, es una obra clave de la literatura gastronómica y los comportamientos sociológicos en la segunda mitad del siglo XX. Sin duda uno de los autores más citados y evocados en estas décadas precedentes, Julio Camba y su concisa pero intelectualmente densa obra es comparable a la dejada por el mítico y socorrido Brillat Savarín y su Physiología du goût, no en vano, la obra de nuestro brillante periodista lleva como primer apellido El arte compilada en La Casa de Lúculo le será, incluso hoy en día y manteniendo vigentes sus salpicaduras de humor, de sumo provecho. 

Camilo José Cela, más reciente en el tiempo y en nuestros recuerdos compartidos, recreó su conocimiento y arte literario en la vertiente convencional de la literatura, un premio Nobel no se consigue atendiendo a parcelas muy concretas de la comunicación escrita. Pero sus libros de viajes son un dechado de observación, gracejo, meticulosidad escogida y adaptación y exaltación del medio que lo acoge. Le he oído decir a mi padre, muchas veces, que la primera inspiración “convencida” hacia el periodista gastro-viajero le surgió a partir de la lectura de El viaje a la Alcarria. Fue terminar su lectura y auto-convencerse: “yo también quiero contar la vida así”. Creo que Guillermo no había leído de aquella, principios de los setenta, Del Miño al Bidasoa, o le habría impactado menos, más bien... 

Pero Del Miño al Bidasoa. Notas de un vagabundaje, es también un libro de oportuna lectura cuyo discurrir salpica a modo de salto de mata el Camino Portugués desde sus inicios y se pierde, asimismo en grandes zancadas, entre las fronteras del Primitivo. Acaso deban quedar para otra efeméride sus anécdotas en torno al plato -Campos compartió con el Nobel mantel en más de una oportunidad, con ocasión de escribir La Mesa del Chef Rivera- porque para esta cita Del Miño al Bidasoa se me antoja oportuna compañía también para, vagabundaje o no, recorrer los caminos este Xacobeo 2022. @mundiario

Cela y Camba, dos efemérides, dos compañeros de viaje y mesa
Comentarios